De punta a punta, la pupila de Juan Carlos y Juan Sebastián extendió su notable actualidad

Mama Call ganó una carrera bárbara en el lunes de Palermo. Ratificando su estupenda actualidad, luchó “contra todas” para quedarse con el Clásico Frari (1400 m, césped). en un tiempazo de 1m19s68/100. La hija de Master of Hounds venía de llevarse en La Plata el Luis Monteverde (L), y ahora tiene todo para proyectarse al terreno gradual con opción cierta.

No tuvo fallas la tarea de la representante de Los Patrios. Pese a que largó abierta, no tardó en tomar contacto con la punta, sin importarle demasiado que Bali Dancer (Stratham) intentara ponerle presión. Luego también se arrimó Sped of Life (Stay Thirsty) para hacerle sentir su respiración en la nuca.

Pero Mama Call estaba decidida a correr en todos lados. Las hizo rebotar como contra una pared en el derecho, y después se dedicó a contener cada una de las cargas que llegaron de refresco. Inca Haze (Incásico) e Inca Soleada (Dynamix) fueron las últimas que intentaron alcanzarla, pero tampoco pudieron hacerlo, escoltándola finalmente en ese orden y a media cabeza (la foto pareció más un hocico…) y pescuezo, con La Gaia (Archipenko) en cuarto, a 3/4 de cuerpo.

Pura habilidad y rigor fue la faena de Juan Carlos Noriega en la silla de la favorita, que encontró su punto ideal de entrenamiento gracias a la habilidad de Juan Carlos y Juan Sebastián Maldotti, profesionales envueltos en una racha impresionante por su efectividad, con el recuerdo aún fresco de Il Mercato (Not for Sale) ganando el Pellegrini (G1), y todo con apenas un puñado de ejemplares a su cargo.

Mama Call ganó en 5 de sus últimas seis salidas y lleva seis discos por total en 11 actuaciones. No sabe lo que es perder en el terreno clásico y tiene todo el derecho del mundo de buscar ahora las carreras más trascendentes de la media distancia.