La hija de Equal Stripes se quedó con el Clásico Armada de Chile (L), y el padrillo del Haras Los Lirios ya tiene su primera cría en cruza rel disco adelante; triplete albiceste en el jueves de la Palma

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Tarde positiva la de este jueves para los caballos argentinos en el Hipódromo Chile, que disfrutaron un lucido triplete y que tuvo su pase central con el muy interesante triunfo de la potranca Moana Aymar en el Clásico Armada de Chile (L-1800 m, arena), la carrera más importante del día.

Fue el triunfo más importante en la campaña de la hija de Equal Stripes y Aymar (Slew Gin Fizz), que luego de haber vencido en su estreno en esta misma pista sólo se dedicó a competir dentro del terreno mejor rentado, logrando varias figuraciones antes de llegar ahora a convertirse en black-type.

La pupila de John Pinochet corrió de menor a mayor mientras Artemisa de Troya (Gstaad) salía decidida a marcar el camino. Ya en la curva de los 900 estaba tercera la zaina, que empezó a encimar a la par de que La Candonga (Verrazano) pasaba al frente. Le costaba a esa altura a la argentina seguir el ritmo, pero su andar parejo la hizo mejorar en los 200 hasta dar cuenta en la cuadra final de la líder y separarse 1 1/2 cuerpo de Chambonaza (Papelón), que cargó abierta para ser segunda, todo tras 1m57s41/100.

Criada por el Haras Rodeo Chico, Moana Aymar es la tercera cría de su madre, una hermana entera del clásico en Uruguay Mascherano y de la G2 Aicega, que produjo a su vez a la también titular de G2 Ayra (Roman Ruler).

Bien temprano el turf argentino disfrutaba su primer éxito del día de la mano de Real Daddy, que imponiéndose sobre 1000 metros se convirtió en el primer hijo ganador para el padrillo Southern Cat (Scat Daddy), que presta servicio en el Haras Los Lirios, en Argentina, y que fue vencedor de G1 aquí antes de ser exportado.

El tripete albiceleste lo completó Tordilla de Oro (Cima de Triomphe y Southern You, por Southern Halo, Haras La Manija), que a los 5 años consiguió el séptimo festejo de su campaña en otra condicional, también en el kilómetro.

La jornada tuvo otro clásico con el Cencerro (1200 m), donde el favorito Grand Friend (Grand Daddy) fue imparable para llegar a la meta con 6 3/4 cuerpos de ventaja sobre Strong Daikiri (Strong Mandate), en el 1-2 del stud Xeneixe y del preparador Carlos Urbina, mientras Grande Joaco (Grand Daddy) era tercero a otros 2 1/2 largos.