Mario’s Van supera escollos, madura y tiene pinta de potrillo bueno

59

Ganó de punta a punta el Clásico Vilmar Sanguinetti de San Isidro, corriendo por primera vez sobre el césped

Mario’s Van hace cosas de potrillo bueno. Eran muchas las preguntas que debía responder en el Clásico Vilmar Sanguinetti (1400 m, césped) de este viernes en el Hipódromo de San Isidro, y a la hora de la calificación “el profesor” no tuvo otra que ponerle un 10.

Por primera vez trepaba a las 14 cuadras y también hacía su debut absoluto sobre la grama, con el dato para nada menor de que se encontraba húmeda. Pero esos temas no fueron problema para el hijo de Van Nistelrooy y Miss Castañón (Numerous) que se crió en el Haras Firmamento y corre para la caballeriza neuquina Los Bandidos. Con andar firme desde la partida, el alazán unió ambos extremos con el máximo de los sucesos, empleando parciales de 23s31/100 y 47s88/100 para los 400 y 800 metros iniciales y con 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre Lockett (Endorsement).

Quizás el único punto que puede objetársele al pupilo de Angel O. Alvarez al cabo de una gran gestión pueda ser que en los 150 metros finales perdió un tanto su línea hacia afuera, sobre todo despues de que Wilson Moreyra, le aplicará un fustazo de zurda. Pero todo lució parte de su inexperiencia, pues está claro que atraviesa por un interesante proceso madurativo.

Por genética y físico, la aventura de seguir subiendo en las distancias puede continuar ofreciendo resultados como el de este viernes para Mario’s Van, que ya pasó de ese sprinter de sus comienzos a un buen proyecto en los tiros intermedios.

El calendario le ofrece algunos pasos más sin exigencia máxima para continuar creciendo que debe aprovechar al máximo. Mario’s Van crece a paso firme, bate rivales complicados y supera escollos. Todos síntomas de, como se dijo al principio, tiene  pinta potrillo bueno…