El alazán, gran favorito, batió por sólo la cabeza al brasileño Olympic Husband

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Le sobraron atractivos a la jornada del último domingo en el Hipódromo Nacional de Maroñas, con potrillos y potrancas disputando sendos pasos selectivos en la cancha de arena y sólo 3 ejemplares mayores midiendo fuerzas en el Clásico Manuel Quintela (G3-2000 m, césped).

Bastante más de la cuenta le costó al gran favorito Don Carrasco quedarse con la victoria, pues apenas pudo cruzar el disco adelante con una cabeza de ventaja sobre el brasileño Olympic Husband (Redattore) y Nedway (Giant Hope) completando el orden de llegada a 5 1/2 largos.

Fue una carrera de alternativas entretenidas pese a la escases de animales en la pista, pues Carlos Bueno intentó marcar los tiempos con Olympic Husband, mientras Everton Rodrígues ponía presión desde la silla de Don Carrasco.

Dominó el favorito al pisar la recta y sacó ventajas, pero Bueno sacó de los palos a Olympic Husband, lo buscó abierto y el zaino reaccionó, incluso, retomando por breves instantes la delantera. Pero Don Carrasco guardó algo de energías, lo puso todo y quebró en el disco, tras regulares 2m9s63/100.

Bien temprano, en el inicio de la fecha, las potrancas animaron el Clásico Juan Amoroso (1000 m, arena), donde dio espectáculo Bella Fever (Texas Fever), destrozando por 12 1/4 cuerpos a su hermana paterna Sant Julia de la mano de la dupla Federico y Jorge Píriz. Cría del Haras El Santo, porta los colores del J Stables, los mismos que usaba en USA Mind Your Biscuits (Posse).

En cuanto a los machos jóvenes, la nota la dio Alto Voltage, que debutó ganando el Clásico Irineo Leguisamo (1000 m, arena), alcanzando la meta con 3/4 de cuerpos sobre el brasileño Holiday Inn (Adriano), con Luis Cáceres en sus riendas y bajo la preparación de Martín Martínez. Se trata de un vástago del campeón Ecclesiastic y Voltagem Alta (Wild Event), reservado del Stud-Haras La Horqueta.