El hijo de Teeth of the Dog pasó de último a primero y se quedó con el Clásico Perú (G3), en la arena

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Ni Franken (Holy Roman Emperor), ni Brexit (Salto) ni Fast Night (Meal Night). De atropellada, Dog Valiente construyó en el domingo de Maroñas la victoria más trascendente de su prolongada y generosa campaña, quedándose con el Clásico Perú (G3-1100 m, arena), una prueba que lo había visto terminar segundo hace doce meses.

Uno de los productos más precoces de su generación, y en 2018 titular del Campeones Sprint y del Clásico Romántico (L), el hijo de Teeth of the Dog y Something Dixie (Dixie Union) regresó a los primeros planos, confirmando todo lo bueno que había hecho el 6 de enero al terminar cuarto en el Gran Premio Maroñas (G2).

Conducido por Edinson Rodríguez, el pupilo de Valeria Rodríguez vino último hasta bien avanzada la recta, momento en el que comenzó a descontar abierto para dominar cuando quedaba menos de una cuadra para el disco y terminar imponiéndose por medio cuerpo y medio pescuezo sobre Brexit y Sub Manner (Subordination), tras 1m4s90/100.

Criado en el Haras El Santo y representante de la caballeriza El Golf, Dog Valiente llegó a su décima conquista al cabo de 38 presentaciones, con el dato singular de que en sólo 7 oportunidades quedó fuera del marcador, lo que ratifica su generosidad competitiva.