La Triple Corona tendrá su segundo paso y las potrancas el Oaks;  además se correrá el Gran Premio de Honor (G3)

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- La calidad manda este fin de semana a nivel sudamericano, y es tren cargado de buenas carreras tendrá una de sus paradas principales en el Hipódromo Nacional de Maroñas, donde este sábado la Triple Corona tendrá continuidad de la mano del Gran Premio Jockey Club (G1-2000 m, arena).

Segunda escala del preciado trofeo, será el paso central de una fecha que también verá a las potrancas luchar por el título del Gran Premio Selección (G1-2000 m, arena) y a los mejores fondistas medirse en el Gran Premio de Honor (G3-2400 m, césped), ya comenzando a pensar en el cada vez más cercano Gran Premio José Pedro Ramírez (G1).

Después de saltar a los primeros pasos del proceso selectivo con una inapelable victoria en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1), Nathan intentará quedar a las puertas de repetir la hazaña que últimamente consiguieron el formidable Invasor (Candy Stripes) y el no menos talentoso Sir Fever (Texas Fever). Confiado nuevamente a Everton Rodríguez, el hijo de Agnes Gold y Natri (Ecclesiastic) le dará revancha a los muy rendidores Al Fin (Ecclesiastic) y Mourinho (Invasor), sus escoltas a fines de agosto.

Al Fin perdió la Polla por 1 1/4 cuerpo, pero antes había dejado noveno al propio Nathan (foto) en el Clásico Ensayo (G3), aunque claramente este último rindió muy por debajo de sus posibilidades esa tarde. Mourinho, en tanto, completó la trifecta de la Polla a 1 3/4 de cuerpo del vencedor, aunque ratificando su pertenencia al grupo de élite de la generación, pues antes había sido cuarto en el mencionado Ensayo y ganador del Criterium Potrillos (G2).

Otro nombre a considerar es el de Nakom (A Little Warm), que fue cuarto no demasiado lejos en el inicio de la Triple Corona y se juega a que el aumento en la distancia le permita limar diferencias, y tampoco Draco (Ecclesiastic) o Bang Bang Boom (Christine’s Outlaw), reciente escolta de El Patriota (Ecólogo) en el Criadores Nacionales (G3), merecen ser pasados por alto.

Igual de atractivo resulta el Gran Premio Selección, que vuelve a medir las fuerzas de Instamancha (Quatro Mares) y de Astrid (The Leopard), que en ese orden y separadas por 4 1/2 cuerpos, cruzaron el disco de la Polla de Potrancas. Aquella sorprendió a su rival, aprovechando los veloces parciales que esta impuso para hacerse fuerte en el derecho. 

Caras largas al por mayor dejó esa gestión de Astrid, que de inmediato tomó parte en el Clásico Sarandí (G3), para dar claras señales de que su “bajón” el día de la Polla sólo pudo tratarse de una mala tarde.Arrolladora desde el salto, como siempre, venció por 5 cuerpos a Calpurnia (Music Van), que aquí volverá a estar en las gateras como una atendible tercera opción si alguna de las dos candidatas tropieza.

El Gran Premio de Honor volverá a poner frente a frente a Hechicero (Adriano) y Miltitoplp (Escolaso), que en el Clásico Asamblea de la Florida (G3) llegaron así y separados por apenas 3/4 de cuerpo, en un anticipo de la clase de espectáculo que puede esperarse para este sábado.

Si bien están un escalón por encima del resto, no pueden descuidarse ante presencias como la de Great Spirit (Droselmeyer), quinto en aquella competencia y luego cuarto en el Las Piedras (L) ganado por el ahora ausente Olympic Harvard (Drosselmeyer). O como la de Cerro Largo (Drosselmeyer),q ue si bien falló en sus dos intentos más cercanos, pre y post pandemia, supo cumplir una destacada campaña sobre mediados de la temporada anterior y que se cortó con una inoportuna lesión. En el césped se lo sabe doble caballo y su regreso a esa superficie obliga a guardarle un resquicio para la recuperación.