Maroñas vive una fiesta grande con Falero y Ricardo como invitados

190

Se corren hoy los grandes premios Jockey Club (G1) y Selección (G1); el Honor (G3), otra atracción

MONTEVIDEO, Uruguay (De un enviado especial).- Es cierto que el pronóstico del clima no es el mejor para esto domingo aquí. Tanto como que el público hípico tiene por delante un día de carreras tan espectacular que, en todo caso, si finalmente se hace la fija de los muchachos de los radares, valdrá la pena mojarse de la cabeza a los pies.

Fiesta sensacional la que enmarca a los grandes premios Jockey Club (G1-2000 m, arena) y Selección (G1-2000 m, arena), para productos y potrancas, respectivamente, y que contará con el apoyo del Gran Premio de Honor (G3-2400 m, césped) y del Clásico Plinio Oribe y Andrés Oribe Deus (L-1000 m, arena).

Pero allí no termina la propuesta pues, en el marco de los festejos por los 20 años de la Revista Invasor, los ídolos Pablo Falero y Jorge Ricardo darán el presente para competir en varios turnos y recibir un merecidísimo homenaje por parte del público y las autoridades.

Con el auspicio de la Bodega Don Pascual se resolverá el Jockey Club, paso intermedio de la Triple Corona y que durante la semana se vio sacudido tras el positivo de Xilaxina que se conoció en el brasileño Great Spirit (Drosselmeyer) tras el Gran Premio Polla de Potrillos (G1). Ante esta particular situación, y de confirmarse el resultado del primer análisis, la victoria correspondería a otro verdeamarelho como Aero Trem (Shanghai Bobby), que asume un rol protagónico y queda, de rebote, en el camino de la serie.

A la hora de buscarle enemigos, Thalasso (Shanghai Bobby) y The Broad (Saratoga Charm) , sin opciones a tener en cuenta, y, por supuesto, sin olvidar al siempre bien dispuesto Duro de Matar (Salto), gran protagonista durante la mayor parte del año del proceso selectivo.

El Selección, que contará con el apoyo del Diario El País, no tendrá en las gateras a Electrónica (Texas Fever), la indiscutida número uno, con lo que toman vuelo las presencias de Flora Gambo’a (Kodiak Kowboy), Lady Leti (Ecclesiastic), La Marea (Quatro Mares) e Imennsa Vendetta (First American).

El Gran Premio de Honor (G3) se correrá desde esta edición sobre 2400 metros y en la pista de césped, bajando desde los 2800 que ostentó hasta 2017 y en la arena. La decisión generó diferente tipo de opiniones, pero al rotar de terreno era imposible mantener la misma distancia, con lo que la otra opción era subirlo a 3000 metros, una distancia caduca. Varios de los mejores fondistas del medio afrontarán el reto, con los experimentados Chimango (Honour and Glory) y Gauche (Nedawi) como cabezas de nómina.

Por último, la presencia de Holy Legal (Holy Roman Emperor) es un lujo para el Clásico Plinio Oribe y Andrés Oribe Deus, exponiendo su título de sprinter número uno del medio. Sub Princess (Subordination) y Avistada (British Medium) tratarán dar el golpe y ganarle.

Parte fundamental de la jornada serán las visitas de Pablo Falero y Jorge Ricardo, que, a media mañana, recibirán un agasajo en Villa Yerúa, el Museo del Turf y del Tango cuya cercana reconstrucción fue llevada adelante por la Asociación de Propietarios de Caballo de Carrera, que tiene ahora allí su sede.

Los jockeys animarán varias de las carreras y recibirán el cariño del público en momentos muy particulares de sus vidas. Falero anunció hace un par de meses en Turf Diario que 2019 será el año de su retiro, y “Ricardinho” va camino a los 13.000 triunfos, como para reforzar su carácter de jockey record.

Diego H. Mitagstein