Tras perder su invicto, el hijo de Violence hace un nuevo intento en el plano jerárquico, sobre la recta porteña

Antesala de la gran jornada del 1 de mayo, la jornada del sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo ofrecerá varias condicionales de muy buen nivel, incluso para productos, y tendrá como base el Handicap Manantial, que enfrentará sobre 1000 metros a caballos desde los 4 años.

Desde el 1 y con 56 kilos arrancará Marshall Patrol, Violence del Stud Rubio B. que luego de mantenerse invicto en sus 3 primeras salidas cedió esa condición llegando sólo quinto a 3 1/2 cuerpos de Mississippi (Sabayón) en el Handicap Vitelio, cuando fue favorito.

Se esperaba mucho más aquella tarde del zaino, que ahora tiene una nueva oportunidad para destacarse por primera vez en el plano mejor rentado, aunque volverá a tener adversarios de nivel, tal el caso de Eliceo (Remote), encargado de portar el topweight de 58 kilos.

Inactivo desde que el 13 de diciembre último fue tercero de Despacito (Sabayón) en el Clásico Uberto F. Vignart (G3), el caballo del Stud Rodolfo Pedro supo vencer en el Clásico España (L) y escoltar al campeón Luthier Blues (Le Blues) en el Clásico Diamond Jubilee, sobre la misma pista y distancia en la que se presentará ahora.

También está entre los principales candidatos Tan Brujo (Storm Embrujado, 57), con linda suelta externa y tratando de recuperarse tras su fresco quinto de Yacaerán (Santillano) en el Handicap Kendal. Previamente había sido segundo del mismo rival en el Handicap Phoenix.

El cordobés True Command (War Command, 54) acaba de ceder por el hocico ante Cheburek (Sidney’s Candy) en el Clásico Estrellas Puntanas de La Punta, en San Luis, retomando la buena senda, dentro de una campaña que en sus principios lo vio ganar los clásicos Estrellas Cordobesas y Provincias Argentinas, en San Francisco y Río Cuarto, siempre en tierras cordobesas.

Distinto Hit (Hit It a Bomb, 50), Ree Promocionada (Reelants, 52) y Abrepuertas (Angiolo, 54 1/2) completan la breve nómina de participantes, con este último como el más recomendado para dar la sorpresa.