El jockey dio triplete en Palermo y entre sus victorias se contó la que logró con el hijo de Le Sortilege en el Handicap Rubén Emilio Laitán

La semana de Martin Valle fue excepcional. Firmó como primera monta del Haras El Angel de Venecia y este viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo redondeó un triplete espectacular y que se coronó llevándoe el Handicap Rubén Emilio Laitán (1200 m, arena) en las riendas del generoso Sortija Wont.

Espectacular la carrera que ganó el hijo de Le Sortilege y Won’t Baby (Fortunate Joe), que en los 10 metros finales alcanzó abierto a Silvido Fil (FIloso Emperor, 55) para quedarse por apenas el pescuezo con el primer lugar y retomar la senda ganadora tras un mal paso previo en La Plata.

Las doce cuadras de Avenida del Libertador y Dorrego son la distancia ideal para el caballo al que presentó Gonzalo Garnica, las mismas circunstancias en las que antes había triunfado en el Clásico Pablo G. Falero, tras una muy interesante campaña en el kilómetro.

Cargando el peso máximo de 58 1/2 kilos, Sortija Wont fue perseverante para no entregarse nunca, aún cuando ya parecía difícil alcanzar el objetivo. Valle siempre lo buscó, prefirió ir un par de carriles más afuera de los 200 metros al disco y allí fue donde el zaino encontró terreno para levantar vuelo. A medio largo, el pampeano Gran Blend (Gran Enzo, 55 1/2) completó la trifecta, ventaja mínima por delante del favorito Emberinado (Lizard Island, 58), que marcó el camino hasta la última cuadra.