El hijo de Orpen cortó el vuelo del puntero Macho de Verdad para vencerlo por 3 1/2 cuerpos sobre la arena de San Isidro

Más Equal (55 1/2 kg.) sacó todo el provecho posible de su previa participación en el Clásico Embrujo (L) y, ya con más roce, alcanzó este miércoles una sólida victoria en el Handicap Yatasto (1600 m, arena), la prueba central de otra jornada apagada desde lo técnico en el Hipódromo de San Isidro.

Preparado en el Independencia de Rosario por Daniel Cima, pero presentado por Claudio Olegario Rodríguez, el hijo de Orpen volvió a poner en el disco de una carrera importante los colores de la caballeriza L. y R., que no hace mucho tenían una amplia participación en ese ámbito.

Bajo la mano serena e imparable de Francisco Leandro, Más Equal esperó durante la primera mitad de la competencia en la cuarta posición mientras el favorito Macho de Verdad (Endorsement, 53) salía a marcar el camino bajo parciales moderados de 25s52/100 y 48s76/100.

El líder encaró el derecho e intentó distanciarse del grupo, aunque rápidamente Más Equal entró en escena por el centro de la cancha. Por los 150 igualó el zaino y dominó con solvencia, sacándole de allí en adelante 3 1/2 cuerpos al puntero, que guardó la energía necesaria como para mantener la posición de escolta con la cabeza de ventaja sobre Don Rayito (Freud, 57), el topweight. El tiempo de la carrera fue de 1m38s27/100, aunque hace tiempo las pistas locales no presentan un estado elástico.

Cría del propio Haras L. y R., Más Equal tiene por madre a Más Rápida (Equal Stripes), una hermana materna del múltiple ganador de G2 Mustang Force (Sunray Spirit) y en la clásica familia del Haras El Turf que incluye nombres como los de Muñecote (Equalize), Bogeyman (Editor’s Note), Bambina Linda (Liloy), Balompié (Equal Stripes), Bambou (Farnesio) y Bonete (Liloy), entre otros.

Ahora con 3 triunfos en apenas 6 presentaciones, Más Equal tiene mucho terreno para seguir creciendo por delante en competencias jerárquicas de nivel intermedio y así consolidarse en la media distancia antes de dar el salto a los clásicos de grupo. 

Macho de Verdad, su escolta, es otro nombre para tener en cuenta a futuro, sobre todo por su juventud.