Para el jockey la hija de Sidney’s Candy debió haber ganado el Alvear, y ahora se llevó el Enero

Después del tercer lugar que Mascota Virtual había conseguido hace poco más de dos semanas en el Clásico General Alvear (L) de Palermo, Altair Domingos dijo: “Tendríamos que haber ganado nosotros”. El jockey no es de los que hablan de gusto, y por eso en nada puede asombrar que la hija de Sidney’s Candy y la francesa Masquenada (Muhtathir) haya vencido con total claridad en el Clásico Enero (1000 m, césped), la prueba central de la jornada del sábado en el Hipódromo de San Isidro y con el voto exclusivo de Turf Diario.

La palabra de Domingos tuvo peso específico para la preferencia con la potranca del Stud Dark Horse, pero también la situación de que el desarrollo no se iba a prestar para espectular y atropellar, la forma con que Antes y Después (Angiolo), la gran favorita, venía de imponerse en el Clásico Potri Pe.

El desarrollo estuvo dentro de lo esperado, no hubo ritmo y Mascota Virtual cumplió su cometido, afirmándose por la mitad de la cancha desde los 500 metros para terminar venciendo por 3 cuerpos a La Rubia Blue (Le Blues), con Antes y Después en tercero a 1 1/2 más, en un capote para las 3 años y tras buenos 55s68/100.

Criada en el Haras La Pasión y al cuidado de Pablo Sahagián, Mascota Virtual se muestra como una velocista bien interesante y ya parece lista para dar el salto a las carreras de grupo.