El hijo de Master of Hounds se impuso por 9 cuerpos y en notables 1m21s25/100, cargando el peso máximo de 60 kilos

No hubo ningún tipo de paridad en el Handicap Make Tracks (1400 m, arena), la prueba más importante de la jornada del miércoles en el Hipódromo de San Isidro y donde Master Mayo tuvo una reprise espectacular, entusiasmando con que, a pesar de estar por cumplir 6 años, sus allegados puenda pensar todavía en cosas grandes.

Tras más de un año sin competir, y cargando el peso máximo de 60 kilos, el hijo de Master of Hounds y Sinamayera (Sebi Halo) estuvo en una dimensión diferente, ganándole al galopito y por 7 cuerpos a Sell Side (Sebi Halo, 56) y en un tiempazo de 1m21s25/100.

Con William Pereyra en sus riendas, el crédito del Stud Egalité de 9 no dejó los palos durante la primera parte del desarrollo, viniendo en un quinto puesto mientras Veggie Joy (Fortify, 50) salía a correr a la descubierta bajo parciales iniciales de 23s61/100 y 46s90/100, perseguido por un Amiguito Dandi (Todo Un Amiguito, 57) que nunca vino cómodo.

Ya en el derecho, Master Mayo sobraba tanto la cuestión que su jockey abandonó la parte interna, pasó por detrás de varios rivales y lo proyectó por la mitad de la cancha. Cuando arrancó, el favorito fue imparable, dominando a partir de los 450 metros para separarse sin ser exigido al máximo y arribar a destino con 9 cuerpos de ventaja sobre Sell Side, con El Bendición Sant (King of Sale, 54) ocupando la tercera colocación a 1 largo más.

Criado por el Haras El Paraíso, Master Mayo no competía desde el 2 de abril de la última temporada, cuando había sido séptimo en el Gran Premio de Honor (G1) de Palermo. Ganador en su momento del Clásico Ahmad, y tercero en los clásicos América (G2) y Ultrasonido, entre otras valiosas actuaciones, para el zaino fue su quinto triunfo en 16 presentaciones, llevando sus ganancias hasta los 4.081.500 pesos.

Sinamayera, su madre, fue ganadora en La Plata y produjo una cría más vencedora, en una de las ramas menos rendidoras de la línea de Calqui Cumey (Basajaun), exitosa a lo grande en la cabaña de La Luisa.