En su regreso a las pistas el hijo de Dubawi ratificó su dominio en la media distancia de césped, luciéndose en Keeneland

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- El regreso a la acción de Master of the Seas no podria haber sido mejor. Ratificando su dominio en la media distancia de césped en los Estados Unidos, el hijo de Dubawi fue cómodo ganador este viernes del Maker’s Mark Mile Stakes (G1-1600 m, US$ 600.000 de bolsa), en Keeneland, la pista en la que había sido segundo cuando animó el Turf Mile (G1) del año último, detrás del campeón Up to the Mark (Not This Time).

No hubo sufrimientos para el favorito, que encabezó el brillante 1-2 de Godolphin y el entrenador Charlie Appleby, pues superó por 2 1/4 cuerpos a su compañero Naval Power (Teofilo), que superó el reto de las grandes ligas más que con un aprobado.

William Buick logró relajar al favorito mientras Emmanuel (More Than Ready) marcaba el camino, y cuando encontró el espacio para avanzar por dentro en el derecho, tras alguna duda, fue imparable, pasando de largo y rematando al cabo de 1m37s10/100 en cancha blanda, ya que hubo lluvias grandes en las horas anteriores.

Master of the Seas no veía acción desde que en noviembre había ganado el Breeders’ Cup Mile (G1) en Santa Anita Park, también encabezando el 1-2 de Godolphin, aunque venciendo aquella tarde a su socia Mawj (Exceed and Excel). En el norte, ahora son 3 sus triunfos en 4 salidas, ya que también debe sumarse la Ricoh Woodbine Mile (G1) de Woodbine, en Canadá.

De 6 años y castrado, Master of the Seas provocó elogios por parte de Appleby: “Nos mostró a todos su versatilidad. Teníamos confianza, más allá de que siempre aquí había corrido en canchas duras, aunque antes tuvo buenas carreras en lo blando. Quería que los dos dos tuvieran un buen ritmo, pero Naval Orange salió algo lento. Este caballo ha sido todo un desafío para nosotros en este tiempo, primero por su temperamento, en sus primeras épocas. Pero más viaja, más madura. La idea es correr ahora en Churchill Downs el día del Kentucky Derby”.

En Firth of Lorne (Danehill) y medio hermano de los destacados Latharnach (Iffraaj), Falls of Lora (Street Cry) y Etive (Elusive Quality), Master of the Seas cada día corre más y ahora enfrenta un año con lindos desafíos y la mira puesta en el doblete en el Breeders’ Cup Mile. En este nivel, la ilusión entre los suyos debe ser gigante.