El frustrado “ganador” del Kentucky Derby sufrió un cólico el lunes; el sueño del Classic persiste…

Muchísima expectativa generó el Pennsylvania Derby (G1-1800 m, arena, US$ 1.000.000) del sábado próximo en Parx Racing, con un grupo breve de anotados pero de altísimo nivel. Sin embargo, un duro golpe para el público resultó la baja anticipada de Maximum Security, que no será de la partida por haber sufrido un cólico el lunes último luego de su partida final.

El potrillo que fue distanciado del primer lugar en el polémico Kentucky Derby (G1) de esta temporada fue trasladado de inmediato a la Mid-Atlantic Equine Clinic en Nueva Jersey para su tratamiento, pero ya se encuentra nuevamente en la caballeriza de Jason Servis, su preparador, en Monmouth Park.

“Hablé con sus propietarios y entendieron que sólo se trata de resguardar al caballo. No se puede hacer nada para prevenir estas cuestiones. Por suerte en la clínica pudieron solucionar el tema sin recurrir a una cirugía”, contó el preparador.

No se sabe cuando volverá a las pistas el hijo de New Year’s Day, pero en su entorno aspiran poder ser de la partida en el Breeders’ Cup Classic (G1) de noviembre próximo en Santa Anita Park.