Borró rápido su bajón en el González y se quedó con el Especial Haras San Benito

LA PLATA.- Después de su traspié en el Gran Premio Joaquín V. González (G1), Megawatt (52 kg.) volvió a “enchufarse” y levantó cabeza quedándose con el Especial Haras San Benito (1400 m, arena normal), la otra carrera fuera de lo común que incluyó el programa de este jueves en el hipódromo local.

Para el hijo de Master of Hounds fue, además, momento de disfrutar el dulce sabor de la revancha, pues al superar a Mapuche Rye (Catcher In the Rye, 56) por 4 cuerpos, dejó también tercero a 1 1/2 más a Milanes Joy (Fortify, 54), gran favorito en los boletos y que lo había vencido por 2 largos cuando a fines de octubre se midieron en el Clásico Jockey Club de Venezuela (L), bajo idénticas circunstancias.

Ejemplar en ascenso, Megawatt se movió en la cuarta colocación mientras era justamente Milanés Joy el que salía a mostrarse al frente sintiendo de cerca la presión de Che Zorro (Greenspring, 60) y Fígaro Fire (Fire Slam, 52) y bajo parciales de 23s29/100 y 46s8/100.

Ya en la recta, intentó disparar Milanés Joy, pero rápidamente tuvo a su derecha a Megawatt, que dominó por los 300 metros para distanciarse en excelente forma para ponerse a salvo de la atropellada de Mapuche Rye, todo tras positivos 1m23s17/100.

Al cuidado de Rubén Vivas en el Campo 2 de San Isidro, el ganador llevó en sus riendas al jockey brasileño Francisco Leandro, que iniciaba así el doblete de carreras importantes que completaría un rato más tarde con Emotion Orpen (Orpen) en el Clásico Clausura (G2).

De la caballeriza S. de B. y criado por Triple Alliance SA. en el Haras El Paraíso, Megawatt, que ahora suma 4 primeros puestos en 12 presentaciones, tiene por madre a Spiffy (Incurable Optimist), sin campaña de pistas y nieta de la campeona Fontana (Farnesio), que tuvo un paso brillante por la reproducción siendo madre o abuela de Fontemar (Babor) (G1), First One (Southern Halo) (G1), Flirteador (Southern Halo) (G1) y Fontal (Southern Halo) (G3), entre otros, todos nacidos en La Quebrada, donde la familia se desarrolló mayormente.