El hijo de Ejekutor viene de vencer al ahora ganador clásico Balsamic y buscará otro triunfo, ahora en el Handicap British Empire

Una entretenida reunión propone para esta tarde el Hipódromo Argentino de Palermo, con varias carreras de 2 años de por medio y la base del Handicap British Empire, que sobre 1400 metros y en la arena medirá caballos desde los 5 años, ganadores.

Ahora con 59 kilos, Memorado intentará ratificar su fresca conquista en el Practicante, cuando superó por 2 cuerpos a Balsamic (Equal Stripes), el mismo que este domingo, también en el centro, se impuso con mucha facilidad en el Clásico Malvinas Argentinas (L).

Aquella tarde el crédito del Stud Estación Durañona cargó 57 kilos, exigencia que ahora será mayor, para volver a chocar con Valiente Spring (Greenspring, 56 1/2) y Mister Key (Key Deputy, 58 1/2), que llegaron tercero y cuarto, respectivamente, a 3 largos del candidato y separados por 1 1/2 entre ellos.

Por antecedentes, entre ellos debería de estar la definición, pero, como carreras son carreras, por allí andará Hosarsiph Joy (Fortify, 57) buscando hacer memoria y recordar que no por nada en su campaña logró vencer en el Clásico Gentlemen y el Handicap Dancing Moss, en su segunda salida para sus actuales conexiones.

En un momento óptimo, Hold the Door (Sidney’s Candy, 55 1/2). que reprisó ganando y luego fue tercero de Barón Blue (Orpen, 55 1/2) en La Plata. Este último será otro de los animadores del Handicap British Empire, y para ambos corre la probabilidad de transformarse en grandes revelaciones.

Después de varias derrotas y varios arrimes, el generoso Don Patroncito (Strategic Prince, 55 1/2) quebró la racha superando por medio cuerpo a Estimado Informe (Informático) en la misma pista y distancia en que actuará ahora, y la idea pasa por correr bien y arrimar en un nivel superior.

Y quedan dos caballos generosos como Iron Heart (Sidney’s Candy, 55 1/2) y Perfect Score (Campanologist, 52), que si bien quizás les falte un poquito para lucirse en este nivel, siempre andan dando vueltas por el marcador a la espera de tener una ocasión para aspirar a algo más. Quien dice que de tanto intentarlo, no les haya llegado el día…