El hijo de Peer Gynt se recuperó de sus problemas físicos y ya piensa en el Santo Patrono

MENDOZA, Mendoza (Especial para Turf Diario).- El zaino Pedrint se convirtió este domingo en el gran protagonista de la destacada jornada de carreras disputada en el hipódromo local, imponiéndose en el tradicional Clásico 25 de Mayo. El hijo de Peer Gynt fue la nota más alta de una fecha que se caracterizó por un destacado balance. El público asistió en buen número a “la Catedral” y hubo también un buen volúmen de juego, además de victorias de gran factura. Cuando las carreras largas son acompañadas por cuadreras interesantes el éxito asegurado y, una vez más, quedó demostrado. Ojalá la dirigencia termine de comprender que se debe trabajar incansablemente ante cada jornada para lograr este tipo de programaciones.

Pedrint ha sido, desde los comienzos de su campaña, un caballo de suma importancia para el turf de Mendoza. Tuvo una etapa de alto rendimiento en el año 2017 y luego de estar “parado” por una lesión regresó a la arena hace un tiempo con el claro objetivo de recuperar su mejor nivel. En el mencionado 2017 el hijo de Peer Gynt había ganado el Clásico 25 de Mayo y ahora, dos años después, volvió a ponerse en carrera para el Santo Patrono Santiago. Esta vez lo hizo venciendo a rivales de gran fuste como Vío Veces (Ever Peace) y Correme Vos (El Corredor). El primero es nada menos que el ganador de la edición 2019 del Vendimia y sucumbió ante la excelente demostración de Pedrint.

El ganador vino alternando entre el primer y el segundo lugar de la prueba junto al zaino Full Throttle (Redattore). Dominó la prueba antes de ingresar en la recta final y escapó hacia el disco para alegría de toda la gente del stud El Principiante. Gran faena del jockey Angel Miranda en “los cueros” del ganador, que empleó el valioso registro de 2m 3s para los 2000 metros. La próxima jornada de carreras aquí llegará el domingo 23 de junio.

Fernando Gabrielli