El caballo del Stud Don Cristóbal se impuso por 4 cuerpos sobre Témpano Sam en la tradicional competencia

Por Fernando Gabrielli

MENDOZA, Mendoza (Especial para Turf Diario).- Macklin no tuvo piedad con sus rivales y terminó ganando en gran forma la edición 2021 del Clásico Vendimia. El ganador se impuso por 4 cuerpos sobre Témpano Sam (Alrassaam), dando una clara muestra de su poderío.

La jornada se desarrolló bajo un intenso calor, pero con buen marco de público en las tribunas (se permitió el ingreso a 2000 personas).  El clásico mix entre cortas y largas (hubo dos cuadreras de alto nivel) volvió a ser un éxito. Los aficionados del turf hicieron filas desde temprano para disfrutar de su deporte favorito.

En la previa del Vendimia Macklin era uno de los indicados y el pálpito de muchos no falló. Ocurre que el hijo de Master of Hounds llegaba a los pagos locales precedido por una excelente campaña en Buenos Aires; y lo ratificó en esta pista.

La competencia se hizo con Constanzo (Interaction) en la vanguardia casi desde el vamos, seguido por Brujita Lizardi (Lizard Island), Recit Stone (Recital y el propio Macklin. Mientras todo esto sucedía, el favorito Témpano Sam corría en quinta posición y expectante. Pero cuando pasaron frente a la señal de los 700 metros las posiciones cambiaron. Brujita Lizardi se hizo de la vanguardia y Témpano Sam y Macklin salieron en su búsqueda.

En la recta final Témpano Sam se decidió a ir a buscar la carrera, pero segundos después entre este y Brujita Lizardi apareció la figura de Macklin. El zaino dominó con claridad en un par de saltos y así se encomendó hasta el disco. En la línea de sentencia hubo cuatro cuerpos de Macklin sobre Témpano Sam (ambos pupilos de Ramón Abrales) mientras que tercero quedó Vio Veces (Ever Peace).

El ganador empleó el gran tiempo de 2m15s4/5 para los 2200 metros (a sólo 2/5 del récord del gran Pixar) y dejó muy en claro que tiene otra marcha. Venció claramente al fondista del momento y sacó boleto como para seguir mostrando su poderío en otros hipódromos del interior y también en los máximos.