De punta a punta, al galope y por 7 cuerpos, la hija de Angiolo dio espectáculo para lograr su undécima victoria, octava clásica

LA PLATA.- Ganarle a Mery Laurent en el Bosque parece imposible por estos días. Sin dudas uno de los mejores ejemplares en actividad allí, la zaina bajó hasta los 1200 metros para hacer galope largo y quedarse con el Clásico Arturo A. Bullrich (G3), en el que fue su cuarto triunfo consecutivo y el undécimo por total al cabo de 23 presentaciones.

La norteña Tarde Libre (Fortify) intentó darle pelea a la gran favorita, saliendo a luchar cabeza a cabeza, aunque las ínfulas le duraron hasta promediar el codo, cuando ya podía observarse que nada iba a poder hacer para ganarle a la hija de Angiolo, aunque quedaba por ver si esos parciales de 23s59/100 y 46s8/100 que se establecieron le iban a pasar factura a la defensora de la caballeriza JCV.

Nada de eso ocurrió. Una vez en el derecho, Juan Cruz Villagra buscó el centro de la pista y Mery Laurent siguió con la velocidad que venía, rematando sin ponerse a correr de firme nunca. El disco la encontró con 7 cuerpos de ventaja sobre Armerina (Suggestive Boy), que por 2 1/2 más dejó tercera a Cuchcabal (J be K).

Pagando carísimo el esfuerzo de luchar adelante con la ganadora, Tarde Libre finalizó cuarta a 11 cuerpos, delante de una desconocida Super Acadamia (Super Saver) y de Amiguita Fortify (Fortify), que casi va a parar al piso al largar, sólo salvada por una maniobra casi cirsense por parte de Gonzalo Borda, su jockey, por suerte. El tiempo de la carrera fue de 1m11s59/100.

Criada por el Haras El Paraíso y preparada por Miguel Cafere, lo de Mery Laurent es espectacular, no sólo por su elevado índice de eficiencia, sino por haber demostrado clase para brillar desde los 1000 hasta los 1600 metros, pasando por todas las distancias intermedias. Con 8 victorias clásicas a la fecha, Mery Laurent superó la barrera de los 10 millones de pesos en premios, llegando a los $ 10.204.794, una cifra impresionante.

El calendaro local tiene en algunas semanas el Clásico Joaquín V. Maqueda (G3), sobre 1400 metros y que la nieta de El Corredor ganó hace 12 meses, y quizás esa sea la próxima parte del plan. No importa la distancia ni la carrera, cuando esté Mery Laurent, siempre habrá show garantizado.