No son pocos los que anticipan que el mitín de fin de marzo en Dubai será uno de los más potentes de su historia

Por Diego H. Mitagstein

Quedan poco más de 3 semanas para que en el formidable Meydan se resuelva un nuevo mitín de la Dubai World Cup, y son mayoría los que se inclinan por pensar que tendrá una calidad única, quizás, proyectando la mejor jornada de carreras en la historia de la hípica de los Emiratos Arabes Unidos.

En tantos años hubo decenas de figuras que se lucieron en Dubai, ahora y antes, cuando Nad Al Sheba aportaba ese calor que tanto se extraña. Cigar (Palace Music), Curlin (Smart Strike), California Chrome (Lucky Pulpit), Arrogate (Unbridled’s Song), Dubai Millennium (Seeking the Gold), sobran los ejemplos. Sin embargo, esta vez, por los nombres que se van confirmando, da la sensación de que las 9 competencias que le dan forma a esa noche imperdible tendrán grandes nombres en sus filas.

Por si todo eso fuera poco, para Sudamérica también habrá sobrados motivos para estar al tanto de lo que allí suceda, con los argentinos Auto Bahn (Asiatic Boy) y Oasis Boy (Asiatic Boy) junto con el uruguayo Rock Walk (T.H. Approval) animando el UAE Derby (G2-1800 m, arena, US$ 1.000.000 de bolsa) y la crack charrúa Pacholli (Alcorano) en la lista de confirmados para la Godolphin MIle (G2-1600 m, arena, US$ 1.000.000), todos preparados por Julio Olascoaga y Antonio Cintra.

Pero, además, el Dubai Kahayla Classic (G1-2000 m, arena, US$ 1.000.000), para caballos árabes, contará con la participación de Dergham Athbah, que es preparado en Riyadh, Arabia Saudita, por el argentino Lucas Gaitán.

La Dubai World Cup (G1-2000 m, arena, US$ 12.000.000) tendrá al japonés UShba Tesoro (Orfevre), su campeón defensor, en la cancha, listo para pedirle revancha a Senor Buscador (Mineshaft), su vencedor en la Saudi Cup (G1) hace un par de semanas en el King Abdulaziz Racecourse.

Los G1 Defunded (Dialed In), Kabirkhan (California Chrome), Newgate (Into Mischief), junto con Laurel River (Into Mischief) y Dura Erede (Duramente), nieto de la yegua argentina Malpensa (Orpen), son algunos de los que también buscarán la gloria y los billetes.

Casi tanta atracción como la World Cup tendrá el Dubai Sheema Classic (G1-2400 m, césped, US$ 6.000.000), donde volverá al ruedo el fantástico Auguste Rodin (Deep Impact), en un desafío bravo ante la yegua Emily Upjohn (Sea the Stars), la campeona japonesa Liberty Island (Duramente), el Breeders’ Cup Turf (G1) winner Rebel’s Romance (Dubawi) y Spirit Dancer (Frankel), el crack de Sir Alex Ferguson que acaba de ganar en Arabia el Neom Turf Cup (G2).

No le va en zaga el Dubai Turf (G1-1800 m, césped, US$ 5.000.000), con Lord North (Dubawi) buscando ganarlo por cuarta temporada seguida y hacer historia. En el camino del crédito de John y Thady Gosden estarían, entre otros, Do Deuce (Heart’s Cry), la notable Nashwa (Frankel) y Luxembourg (Camelot).

En el Dubai Golden Shaheen (G1-1200 m, arena, US$ 2.000.000), Sibelius (Not This Time) quiere el double-event, y en el Al Quoz Sprint (G1-1000 m, césped, US$ 1.500.000) lo mismo pretende Danyah (Invincible Spirit).

Para la Dubai Gold Cup (G2-3200 m, césped, US$ 1.000.000) Coltrane (Mastercraftsman), Eldar Eldarov (Dubawi), Siskany (Dubawi). Tower of London (Galileo), Trawlerman (Golden Horn) y Giavellotto (Mastercraftsman) son garantía de espectáculo.

Isolate (Mark Valeski) y Saudi Crown (Always Dreaming) prometen una lucha encarnizada en la Godolphin Mile ante Pacholli, mientras que el japonés Forever Young (Real Steel), dueño del Saudi Derby (G3), y Mendelssohn Bay (Mendelssohn), que se llevó las UAE 2000 Guineas (G3), desafían a la legión sudamericana.

Si hasta en el Kahayla Classic habrá un nombre fuerte con el invicto Asfan Al Khalediah… Una serie imperdible.