La hija de The Factor superó por medio cuerpo a la argentina La Fascinada; en su reprise, la G1 Quinta Nota terminó quinta

Por Néstor Obregón Rossi

LIMA Perú (Especial para Turf Diario).- Ratificó su condición de especialista en los dos kilómetros Mi Chica Bonita (USA-The Factor) este sábado en el tradicional Clásico Felipe Pardo y Barreda (G3-2000 m), aquella carrera que le había sido esquiva el año pasado cuando Birdie Queen (USA-Birdstone) la ganó por menos de un cuerpo.

Y pudo ser esquiva este año también, toda vez que la argentina La Fascinada (Grand Reward) fue una puntera difícil, complicada, que construyó un tren a su medida y llegó completamente oxigenada a la recta final para neutralizar en primer término a Special Lady (Kung Fu Mambo) y luego a Mi Chica Bonita, aunque la fuerza de la superioridad de la favorita terminó por inclinar la balanza a su favor.

José Reyes había dibujado bien la carrera desde el comando del lote. Aprovechando la colocación a los palos le tomó el comando a Special Lady y toda vez que Juan Eugenio Enríquez decidió no discutirle la delantera, empezó a marcar parciales cómodos, haciendo un tren lento. Así, se le controló 24s84/100 el primer cuarto de milla, pero con un segundo parcial de 27s66/100 ya nos demostraba que no estaba agotando todas sus balas en ese primer tramo de la carrera. Algo que se corroboró luego con un tercer parcial de 25s80. Tan cómodo era el paso que una atropelladora como Quinta Nota llegó a colocarse a cinco cuerpos de la puntera. Última, sí, pero bastante cerca.

Enríquez, en Mi Chica Bonita entendió que la puntera podía ser más peligrosa de lo esperado y aunque no fue a buscarla desde el arranque, tampoco se le despegó mucho, pese a que en el giro del primer codo su conducida había tropezado y por poco no lo sacó de la silla.

Entonces Juan Eugenio la colocó cuarta, por el exterior, detrás de La Fascinada, Special Lady y Cerezo Rosa (Meal Penalty). Pero cuando aceleró en los 800 metros y se puso tercera, a dos cuerpos de las punteras, ya nos alistábamos para una atropellada como solo ella puede hacerla.

A esas alturas, Quinta Nota venía jugada, extrañando un tren que pudiera haber sido más beneficioso para ella. Y pese a los esfuerzos que desplegaba su jockey Mariano Arenas, no tenía la imagen de ser una yegua que podía ser peligrosa en la recta.

Ya en los 400 finales, cuando Mi Chica Bonita cargó por fuera, pasar a la puntera fue un trabajo arduo. La Fascinada se resistió con valentía y la importada que alista Víctor Espinoza la fue cercando de a pocos. El empeño de Miguel Vilcarima, el no perderle la fe, también decisivo para que la yegua terminara quebrando a falta de 10 metros.

Special Lady fue la tercera en una muy buena carrera. Porque le tocó corretear a La Fascinada y demostró haberse superado mucho -en relación a ese clásico Enrique Ayulo Pardo (G1) donde Quinta Nota la dejó fuera de poste- y esta vez quedó a poco más de dos cuerpos de la ganadora y cinco por encima de la ‘coronada’, que al no tener planteamiento fuerte al inicio, no fue la misma que deslumbró en el 2020 y no pasó del quinto puesto.