La medida se tomó en conjunto con SENASA, San Isidro y La Plata; no hay un segundo positivo por el momento

El caso de Anemia Infecciosa Equina confirmado en el Hipódromo Argentino de Palermo y que terminó en el sacrificio del ejemplar que dio positivo a los estudios, generó revuelo en la actividad y una serie de medidas tendientes a cerrar el círculo sobre el sector en donde estuvo estabulado.

Al respecto, ayer se realizó un nuevo análisis a un grupo de 100 caballos para dar por tierra con la posibilidad de algún otro ejemplar infectado, estudios que probablemente vayan a estar disponibles en el día de mañana.

Ayer, en tanto, también se realizó la reunión ya prevista entre las autoridades de SENASA y de los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata, en la que se determinó prohibir el movimiento de caballos estabulados en el circo de Avenida del Libertador y Dorrego, al menos, por el día de hoy y mañana. Una vez con los resultados de los nuevos estudios en la mano, la medida podría flexibilizarse para las fechas posteriores. 

Durante la jornada de ayer en el centro circuló con ganas la versión de que se había encontrado un segundo caso positivo, lo que fue categóricamente desmentido por las autoridades. “Al menos hasta ahora, tenemos un sólo caso. Esperamos los nuevos resultados”, contó Ignacio Pavlovsky (h.).