El hijo de Treasure Beach se mide con su hermano paterno Fromm en el Clásico Melgarejo (L), sobre 1800 metros

Por ser miércoles, será claramente por encima de la media la calidad de la jornada de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, la primera después de que el último sábado se resolviera una nueva versión del Gran Premio Carlos Pellegrini (G1). La prueba más importante es el Clásico Melgarejo (L), que sobre 1800 metros y en el césped medirá caballos desde los 3 años bajo escala de peso por edad, con recargo y descargo.

La regularidad de Milione (Treasure Beach) casi que obliga a ubicarlo al tope de las preferencias. El entrerriano lleva dos segundo seguidos, primero escoltando a Village King (Campanologist) en el Gran Premio Copa de Oro (G1), y luego cayendo por el pescuezo ante Last Corredor (Lasting Approval) en el Handicap Juan E. Bianchi.

El zaino se cruza con un caballo merecedor de elevado concepto como Fromm (Treasure Beach), pero al que la salud tiene bastante a mal traer. Inactivo desde el Pellegrini 2019, cuando terminó décimo séptimo, la tarde de la despedida de Pablo Falero, acaba de reprisar con una gestión anodina en una brava condicional, aunque llegó a sólo 5 1/2 cuerpos de Narrow Beach (Treasure Beach). Con las formas ajustadas, esta vez debería ser bastante más bravo.

Teodisio Joy (Fortify) es otro que trabaja para levantar su forma, mientras que Springtime (Campanologist) es irregular, pero su campaña tiene varias actuaciones interesantes. Y queda por contar sobre la presencia del 3 años Punto y Banker (City Banker), tercero en el Clásico Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires y que irá en pelo.