Parece difícil que el potrillo resigne el título de Caballo del Año; si es por merecimientos, Blue Prize debe ser el Pellegrini del Año

Llegó por fin el día. En medio de la pandemia de Covid-19, con un país caminando a medias, los mejores caballos de 2019 tendrán su reconocimiento en la 41ra. entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini, que se realizarán esta tarde desde las 19,30 y en forma virtual por los canales televisivos del Hipódromo de San Isidro, sin público, claro está.

El clima “burrero” no es el mejor, es lógico, con una inactividad en la pista que está a punto de cruzar los 5 meses, y que, quizás, comience a ver la luz en las próximas horas, aunque no precisamente en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.  Hubo quienes objetaron el momento para entregar los premios, sobre todo entre los aficionados, pero debe saberse que los caballos, profesionales, propietarios y criadores, aquellos que pusieron todo su esfuerzo para realizar grandes campañas en el calendario anterior, merecen el reconocimiento y no tienen la culpa de los demás quehaceres hípicos nacionales y sobre los que esas quejas sí resultan razonables. Además, algún día los Pellegrini debían resolverse…

El título de Caballo del Año, el reconocimiento más importante de todos, tiene como aspirantes al brasileño Ivar (Agnes Gold), a Miriñaque (Hurricane Cat) y a la yegua Seas Alabada (Sebi Halo), y claramente el gran candidato es el tordillo, poniéndose a punto por estas horas para un veloz debut en los Estados Unidos, nada menos que en el Pacific Classic (G1) y ante Maximum Security (New Year’s Day).

Ganador de la Polla de Potrillos (G1) y del Nacional (G1), siempre en Palermo, Miriñaque también es el máximo aspirante a llevarse la estatuilla correspondiente a Campeón 3 Años Macho, donde luchará por ella con Imperador (Treasure Beach) y Roman Joy (Fortify).

Miriñaque aparece también en la terna para Campeón Millero, aunque el sustento para integrarla es muy escaso, ya que sólo corrió la Polla en las distancias intermedias y jamás se midió ante los mayores de la especialidad. Siguiendo el mismo Criterium Ivar -con dos éxitos de G1 en la distancia- debiera de haber sido incluído también. Sin dudas que muchos de los votantes no terminar de entender el concepto de algunas categorías. El Consorte (Grand Reward), Pinball Wizard (Orpen) y Top One Scape (Cityscape) tratarán de hacerle sombra. Similar es la situación para el reconocimiento como Campeón Fondista, donde otra vez aparece el potrillo, ahora ante Glorious Moment (Treasure Beach) y Solo Un Momento (Orpen), que sí realizaron la campaña como stayers propiamente dicho.

Su gran actuación en 2019 ubicó a María C. Muñoz en una posición expectante para ser Entrenadora del Año -sería la primera mujer en la historia-, compartiendo la lista de aspirantes con Enrique Martín Ferro y Jorge Mayansky Neer; su jockey, el brasileño Francisco Leandro, competirá por la corona de su división ante el uruguayo Pablo Falero y el paraguayo Eduardo Ortega Pavón; y su caballeriza, Parque Patricios, quiere graduarse entre los stud compitiendo con Firmamento y RDI. Finalmente, Langostura (Honour and Glory), madre de Miriñaque, peleará por el Pellegrini a la Yegua Madre del Año con Calling You (Colonial Affair) y May Be Now (Smart Strike), vientres de Seas Alabada e Ivar, respectivamente.

En el rubro de Campeón 2 Años Hembra Joy Epífora (Fortify) parece una fija ante Chic Nistel (Van Nistelrooy) y Ondina Dubai (E Dubai), y similar es el panorama para Campeón 2 Años Macho, donde Ivar tiene todos los boletos para superar a Perro Callejero (Qué Vida Buena) y Storm Dynamico (Dynamix). Joy Canela parece número puesto para consagrarse como Campeón 3 Años Hembra frente a Nastia y Joy Epífora, todas hijas de Fortify.

Reñida será la tenida en el rubro Campeón Caballo Adulto entre Glorious Moment, Pure Nelson (Mount Nelson) y Sólo Un Momento, y no tanto por la estatuilla de Campeón Yegua Adulta, donde Seas Alabada se destaca por sobre Bamb Harlan (Harlan’s Holiday) y La Renoleta (Treasure Beach). En tanto, la división de velocistas tiene a Springdom (Sebi Halo) como máximo aspirante, compartiendo terna con Art Show (Endorsement) y Elogiado (Archipenko).

Otro de los premios más importantes es el de Yegua del Año, donde Seas Alabada y Joy Canela disputarán un mano a mano de final incierto acompañadas por La Renoleta.

El Jockey Aprendiz del Año se decidirá entre Sergio Barrionuevo, Alexis Castro, Lucas Noriega Cobian y Leonardo Tello Elizondo, mientras que el Criador del Año surgirá entre los haras El Paraíso, Firmamento y La Biznaga.

Fortify (Distorted Humor), Orpen (Lure) y Roman Ruler (Fusaichi Pegasus), son los ternados para Padrillo del Año, con Bernstein (Storm Cat), Intérprete (Farnesio) y Southern Halo (Halo) luchando por ser Abuelo Materno del Año.

Se esperan algunas menciones especiales y, sobre el cierre, la entrega del Pellegrini del Año, premio que es potestad absoluta de elección para Miguel Crotto, Presidente del Jockey Club Argentino.

Da la sensación de que este año ese premio debería ser sin discusión para la notable yegua argentina Blue Prize y todo su equipo, encabezado por Ignacio Correas (h.), su entrenador, pues durante 2019 la alazana se consagró en los Estados Unidos ganando nada más y nada menos que el Breeders’ Cup Distaff (G1), en Santa Anita Park, siguiendo el camino que antes recorrieron las inolvidables Bayakoa (Consultant’s Bid) y Paseana (Ahmad).

Los mejores de la temporada 2019 en Argentina encontrarán hoy su consagración con los Pellegrini. Seguramente no será con la alegría de siempre ante el momento de incertidumbre por el que atraviesa el turf, pero sí con merecimientos.