El extraordinario tordillo del Stud Parque Patricios es la gran figura en la tarde estupenda de Palermo, donde buscará su séptimo triunfo de G1 y consolidarse como el mejor caballo del momento

Por Diego H. Mitagstein

El 1 de mayo para la hípica nacional es sinónimo de fiesta. De carreras grandes y de nombres fuertes; de sonrisas que serán eternas, y también de algunas muecas de tristeza que costará borrar; de trofeos y tiempazos; de tribunas repletas y emoción.

Desde que el mitín del Gran Premio República Argentina (G1-2000 m, arena) se estableció el Día del Trabajador, fue un éxito absoluto, un acierto importante. No sólo porque el Hipódromo Argentino le encontró definitivamente el lugar a su carrera más importante de cada temporada para los caballos mayores, sino porque el público se sintió cómodo, en una fecha sin demasiado “movimiento”, casi que “obligando” al burrero a estar presente, e invitando a los que no conocen nuestro maravilloso deporte para echarle una mirada, aunque sea por curiosidad.

Este lunes llegará una nueva versión del festival del República, a secas, como se lo conoce de entre casa, con su propuesta de 6 grupos uno, atractivos extra turfísticos y millones de pesos entre pozos asegurados en incrementos, como para darle al habitué un incentivo extra para no faltar bajo ningún punto de vista.

Sol pleno y una temperatura ideal le darán marco al República Argentina 2023, que llega con una figura rutilante, querida, cautivante, como la de Miriñaque, el tordillo entrañable que camino a sus 7 años es un “galán maduro” que sigue conquistando corazones como casi desde el primer día.

Fue Caballo del Año, Campeón 3 Años Macho y Campeón Fondista de 2019, compitió en los Estados Unidos, en Arabia Saudita, en Uruguay y hasta en los Emiratos Arabes Unidos, pero la última temporada quedó establecido definitivamente en el país para hacerse aún más querido, para seguir desplegando su talento enorme y ganando carreras importantes.

Cerró invicto el Campeonato Palermo de Oro Verde, con victoria en el Gran Premio General San Martín (G1) de por medio, y luego fue a La Plata para llevarse nada más y nada menos que el Gran Premio Dardo Rocha (G1). Tropezó en el Carlos Pellegrini (G1), toda una rareza, pero este calendario está otra vez en el tope de su rendimiento, tras como lo confirmó venciendo a El Musical (Il Campione) en el Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1) y luego dando cátedra en el Gran Premio de Honor (G1), en su última salida.

Héroe en la Polla de Potrillos (G1) y en el Nacional (G1), durante su primera campaña, el día del Honor Miriñaque pasó de largo como una tromba para vencer por 7 cuerpos a Clapp (Il Campione), que venía de vencer en el Otoño (G2), con Super Inter (Super Saver) y Tío Boy (Greenspring) completando la cuatrifecta.

Todos ellos volverán a estar en el camino del actual Campeón Caballo Adulto de Argentina, aunque tendrán que mejorar muchísimo para pretender tomarse revancha, o esperar que el crédito del Stud Parque Patricios que atiende María Muñoz y volverá a correr Francisco Leandro, baje la guardia.

Lagarto Boy (Suggestive Boy) ya sufrió la potencia del candidato cuando lo secundó en el mencionado Dardo Rocha, para luego repetir colocación en el Clausura (G2), siempre en La Plata, cuando salió de escena; Dreaman (Galicado) se impuso en el Gran Premio de Honor de 2022 y luego escoltó a Nievre (Catcher In the Rye) en la anterior versión del República Argentina, y aspira volver a ser.

Finalmente, el breve lote de 7 participantes lo completa Pepe Joy (Fortify), quinto en el Rocha en su despedida hace 163 días, y previo triunfador en el Clásico OSAF (G3).