El caballo argentino terminó séptimo del crédito de Godolphin, que sorprendió quedándose con el The Red Sea Handicap, sobre 3000 metros y con US$ 2.500.000 de bolsa

Por Diego H. Mitagstein

Aceptable terminó siendo la presentación del campeón argentino Miriñaque en el The Red Sea Handicap (3000 m, césped, US$ 3.000.000) de este sábado en Riyadh. Llegó séptimo el tordillo, poniendo su corazón en la pista para enfrentar un reto complicado, con varias aristas que limaban un tanto las expectativas previas.

Pero los buenos caballos hacen estas cosas, responden, se sobreponen y cubren con su talento las “faltantes” que en otras áreas complicarían muchísimo más a un SPC normal. Con Gustavo Calvente en sus riendas, el hijo de Hurricane Cat hasta llegó a ilusionar cuando pisó el derecho abierto (en rigor, corrió siempre abierto), pero la ilusión duró poco, pues no tuvo el final que necesitaba y perdió algunas colocaciones cerca del disco, para recalar séptimo a unos 6 cuerpos de Gifts of Gold, otro representante de la escuadra Godolphin y que se rehabilitó ampliamente de su gestión previa, cuando había terminado a 25 cuerpos de Military Law (Dubawi) en el Round 1 del Al Maktoum Challenge (G2) en Meydan, la tarde en que el argentino Roman Rosso (Roman Ruler) fue cuarto y el uruguayo Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime) terminó quinto.

Por Invincible Spirit y Sanna Bay (Refuse to Bend), el que alcanzó en el The Red Sea Handicap fue el cuarto y más importante triunfo en la campaña del pupilo de Saeed bin Suroor al que Patrick Cosgrave le dio una conducción perfecta.

Volviendo a Miriñaque, hay detalles imposibles de pasar por alto: nunca ganó en el césped, jamás había corrido antes sobre 3000 metros y aquí debió competir sin lasix, un punto para nada menor en alta competencia. Su equipo hizo todo lo que pudo y la experiencia terminó con su segunda mejor gestión desde que emprendió su raid internacional, después de ese segundo en el The Thoroughbred Aftercare Alliance (G2) de Keeneland, sobre 2800 metros de arena.

¿Qué será de la vida del tordillo? La idea original era seguir viaje hacia los Emiratos Arabes Unidos para correr la Dubai Gold Cup (G2) en Meydan, la noche de la Dubai World Cup. En las próximas horas, seguramente, habrá novedades al respecto. Miriñaque cumplió y con su corazón superó las muchas contras que lo esperaron en Riyadh y así redondear una gestión competitiva.

Noticia en desarrollo