El potrillo fue elegido también como Campeón 3 Años Macho y Campeón Fondista; Seas Alabada, Joy Epífora, Ivar y Joy Canela, también figuras

Miriñaque arrasó en la 41ra. entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini y se consagró como Caballo del Año de 2019 en la Argentina, coronando con este reconocimiento su soberbia campaña de 2019, cuando ganó los grandes premios Nacional (G1) y Polla de Potrillos (G1), llegando además segundo en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1).

El tordillo del Stud Parque Patricios fue también elegido Campeón 3 Años Macho y Campeón Fondista -pese a que en su único choque en la “categoría” entró segundo del brasileño Nao da Mais (T.H. Approval)…-, además de posibilitar a María C. Muñoz, su entrenadora, conseguir el Pellegrini del Año, y a Langostura (Honour and Glory), su vientre, alzarse con la estatuilla de Yegua Madre del Año.

La otra gran figura de la velada, que se desarrolló mediante una transmisión online del Hipódromo de San Isidro, resultó, como era de esperarse, la notable Seas Alabada (Sebi Halo), que logró los reconocimientos como Yegua del Año y Campeón Yegua Adulta. La zaina nació en el Haras El Paraíso, al igual que Springdom (Sebi Halo), consagrado como Campeón Velocista, en un doblete inolvidable para los ejemplares nacidos en la cabaña de Victoria Pueyrredón y Pablo Duggan.

Entre los dos años, el brasileño Ivar (Agnes Gold) se convirtió en el primer potrillo no nacido en Argentina en quedarse con el título de Campeón 2 Años Macho, merced a su transitar invicto por el proceso selectivo, al cabo del cual se quedó con los grandes premios Gran Criterium (G1) y Estrellas Juvenile (G1); mientras que se hizo la fija Joy Epífora en el rubro de Campeón 2 Años Hembra, habiendo vencido en los grandes premios Jorge de Atucha (G1) y Estrellas Juvenile Fillies (G1).

Esta última fue una de las dos hijas de Fortify (Distorted Humor) en levantar un Premio Pellegrini en 2019, junto con Joy Canela, la titular de los grandes premios Polla de Potrancas (G1) y Enrique Acebal (G1) y que fue Campeón 3 Años Hembra de la temporada. El reproductor que se inició en La Biznaga -donde nacieron ambas- y que ahora sirve en el Haras Vacación fue elegido Padrillo del Año.

Top One Scape (Cityscape), que conquistó el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), fue Campeón Millero, mientras que el corazón de Solo Un Momento (Orpen) encontró un festejo gigante con su título de Campeón Caballo Adulto, teniendo como referencia máxima su éxito en el Gran Premio Dardo Rocha (G1) platense. 

El brasileño Francisco Leandro se llevó el galardón como Jockey del Año, mientras que el título de Jockey Aprendiz del Año fue Lucas Noriega Cobián. El premio al Cuidador del Año fue, en tanto, para Jorge Mayansky Neer.

Por la fantástica campaña de sus nietos Bernstein (Storm Cat) fue el Abuelo Materno del Año, al tiempo que Firmamento dio doblete otra vez, siendo elegido Criador del Año y como Caballeriza del Año

En el marco de las menciones especiales, fueron para Blue Prize e Ignacio Correas, su entrenador, por su campaña de 2019 en los Estados Unidos, y para la entrenadora María C. Muñoz.

Al respecto de la notable yegua, cabe decir que los anteriores cuatro caballos argentinos que supieron ganar una prueba de la Breeders’ Cup fueron consagrados como Pellegrini del Año en su tiempo. La yegua no mereció la misma consideración…