El caballo argentino terminó anteúlitmo y muy alejado del caballo japonés, que redondeó un doblete estupendo en tierras árabes

DUBAI, Emiratos Arabes Unidos (Especial para Turf Diario).- Para Sudamérica, y la Argentina particularmente, la Dubai Gold Cup (G2-3200 m, césped, US$ 1.000.000 de bolsa) 2022 dejó un sabor amargo al ver la figura del noble Miriñaque cruzando el disco en la anteúltima posición y a 28 3/4 cuerpos del japonés Stay Foolish, vencedor del favorito Manobo (Sea the Stars) y que no sólo colaboró con la notable cosecha de su delegación, sino que redondeó un doblete fantástico en su periplo por tierras árabes, pues también había vencido hace un mes en el The Red Sea Turf Handicap (G3) de Riyadh, la noche de la Saudi Cup (G1).

Lo del tordillo había sido bueno en Arabia Saudita, pero aquí el mundo se le vino encima. En un desarrollo sumamente lento, le costó muchísimo relajarse y ese desgaste lo terminó pagando caro. Ya al promediar la curva final empezó a retroceder hasta llegar al derecho cerrando la marcha, recuperando luego una posición cuando Baron Samedi (Harbour Watch) agarró el tranco.

El hijo de Hurricane Cat completó así una nueva experiencia internacional y que, da la sensación, será la última de su campaña notable. Habiendo corrido aquí, en Arabia Saudita, en los Estados Unidos y en Uruguay, sus allegados deberán repensar el futuro, pues, pronto a los seis años, las dos opciones son el retiro o continuar compitiendo en la Argentina, descanso de por medio claro.

En la “otra punta”, Christophe Lemaire y Stay Foolish volvieron a ser uno para atrapar en los metros finales al favorito Manobo y dejarlo sin invicto al doblegarlo por medio cuerpo, con Al Madhar (Siyuoni) rematando en tercera posición a otros 2 largos, tras 3m19s64/100.

Por Stay Gold y Kauai Lane (King Kamehameha), Stay Foolish le dio el doblete en la tarde al preprador Yoshito Yahagi, que opinó: “Desde que llegó a Dubai el caballo estuvo cómodo, le encantó la atmósfera. No le di instrucciones a Lemaire”. Para el profesional, la ilusión pasa ahora a ver a uno de sus caballos estrella corriendo en junio próximo la Ascot Gold Cup (G1) durante el mitín de Royal Ascot…