Como en 2020, buscarán ganar este domingo los clásicos Ramón Biaus (G2) e Irineo Leguisamo (L)

Completando un fin de semana de altísimo vuelo en materia clásica, la jornada del domingo en el Hipódromo Argentino de Palermo aguarda con dos turnos imperdibles. Por un lado, entre yeguas desde los 3 años será la historia en el Ramón Biaus (G2-2200 m, arena); en tanto, para caballos desde los 4 años y sobre 2000 metros en la tierra será el Irineo Leguisamo (L), recordando al emblemático profesional uruguayo.

La primera de esas pruebas le ofrece a Miss Eder la posibilidad de confirmar su regreso al mejor nivel y a levantar la copa por segunda ocasión consecutiva. La hija de Equal Stripes atravesó un período desconcertante tras fallar como favorita en el Gran Premio Copa de Plata (G1) de 2020, pero primero dio señales de vida en un handicap norteño para confirmar su buena forma quedándose luego en la misma distancia y pista que enfrentará ahora con el Clásico Chile (G2).

Esa tarde la alazana preparada por Omar Labanca marcó 1 1/2 cuerpo de ventaja sobre Marquesa Key (Key Deputy), rival a la que ahora le dará la revancha, con Pura Verdad y Seranata Huasteca (Easing Along) ocupando el tercer y cuarto lugar, respectivamente, y Soviet Catch (Catcher In the Rye) fallando inesperadamente y cerrando la marcha. Esta tres también estarán en el camino de la candidata, de las que no podrá descuidarse.

A las dificultades se suma el nombre de La Validada (Valid Stripes), de regreso a la tierra luego de una muestra interesante en los 2000 metros del Clásico Los Haras (G2), sobre el césped de San Isidro, cuando finalizó cuarta a 3 cuerpos de Wild Ones (Cima de Triomphe), hace 2 semanas.

En el Irineo Leguisamo, en tanto, vuelve a entrar en acción el bueno de Enfermizo Paradiso (Fragotero), caballo clásico por excelencia y que acaba de pagar una larga inactividad con un triunfo contundente. Titular de esta misma competencia hace 12 meses, había desaparecido de escena tras su octavo lugar en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1), en diciembre.

Aquí chocará con Sólo Candombe (Winning Prize), escolta desde 3 cuerpos de Che Capanga (Manipulator) en el Clásico Carlos Gardel (L) tras una breve paus, y también con Fromm (Treasure Beach), que pega la vuelta otra vez intentando recuperar el mucho tiempo que sus problemas físicos reiterados le hicieron perder.

Remen (Galicado) nunca se da por vencido y no será sorpresa si termina adelante, y, empujado por otro éxito en Rosario, Tradizionale (Hurricane Cat) quiere seguir creciendo.

Enfermizo Paradiso ganó el Leguisamo en 2020 y quiere repetir / FOTOS JUAN I. BOZZELLO