El crack de Godolphin sumó el quinto G1 de su campaña, primero en Inglaterra; Chindit, su escolta, intentó moderlo en plena definición, lastimando a William Buick, jockey del ganador

GREENHAM, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Mostrando toda su categoría, el campeón Modern Games alcanzó una resonante victoria este sábado en el Al Shaqab Locking Stakes (G1-1600 m, césped) de Newbury, la primera que consigue en el máximo nivel aquí tras vencer en el Breeders’ Juvenile Turf (G1) y en el Breeders’ Cup Mile (G1) en Estados Unidos, en la Ricoh Woodbine Mile (G1) canadiense y en la Poule d’Essai des Pouliches (G1) francesa.

Nada ni nadie pudo detener la siempre espectacular atropellada del alazám de Godolphin, ni siquiera el mordiscón que le lanzó Chindit (Wootton Bassett) cuando lo pasaba de largo, en un “desesperado” intento por evitar una derrota ya escrita. La escena hizo recordar una vivencia similar en esta misma prueba hace 21 años, cuando fue Noverre (Rahy) el que intentó morder a Keltos (Kendor), en otro cierre memorable. La paradoja es que agredido ahora y agresor entonces portaron la chaquetilla de Godolphin.

Con William Buick en sus riendas, Modern Games se rehabilitó tras abrir su 2023 cayendo por 3 1/2 cuerpos ante Chez Pierre (Mehmas) en el Maker’s Mark Mile Stakes (G1) de Keeneland, en los Estados Unidos, y vaya si lo hizo con clase. Tan fuerte cargó que en el disco le sacó 1 1/2 cuerpo al mencionado Chindit, mientras Berkshire Shadow (Dark Angel) concluía tercero a 1 largo más, todo tras 1m36s9/100 en cancha buena.

“Me alcanzó la mano, y me di cuenta claramente”, bromeó William Buick ante la ITV y tras el “ataque” de Chindit, para luego sumar: “Fue bastante surrealista lo que pasó, pero este caballo es una super estrella. Es consistente y siempre aparece cuando uno lo necesita. Ahora ganó su G1 en Inglaterra, como antes lo había hecho en Canadá, Estados Unidos y Francia, confirmado que es un millero de primer nivel”.

Hijo de Dubawi y Modern Ideals (New Approach), Modern Games, de apenas 4 años, es preparado por Charlie Appleby, cuya seguidilla de triunfos grandes con los caballos de Godolphin no se detiene. Respeto al futuro del alazán, el preparador adelantó que el Queen Anne Stakes (G1) de Royal Ascot será el próximo objetivo y que, a largo plazo, la idea es volver a los Estados Unidos para intentar repetir en el Mile.

Modern Games es uno de los mejores caballos del mundo, y ni mordiéndolo pueden detenerlo…