El hijo de Clodovil se lució en el otro clásico del día en Inglaterra, conducido por Colin Keane

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf).- Después de un sólido debut en Naas, Irlanda, el potrillo Steel Bull se hizo incontenible en los metros finales del Molecomb Stakes (G3-1000 m, césped) de Goodwood para sumar su nombre al grupo de incipientes dos años en este 2020 que recién se está acomodando, cuando de turf en Europa se habla.

Hijo del notable Clodovil en Macarthurs Park (Equiano), el favorito logró cortar en los tramos finales el vuelo de Ben Macdui (Kodiac), que por los 200 metros se había separado del grupo con “siniestras intenciones”. Fue de 3/4 de cuerpo la diferencia entre ambos en el disco, con Internationaldream (Acclamation) en tercero a 1 1/2 largo más.

Steel Bull tuvo en sus riendas a Colin Keane, que volverá a Irlanda para cumplir la cuarentena al menos con un festejo fuerte bajo el brazo, tras quedar tercero con Siskin (First Defense) un rato más tarde en el Sussex Stakes (G1), su mayor esperanza.

Sobre el dos años, el jinete comentó: “Fue casi un replay de cuando salió de perdedor. Teníamos confianza en su velocidad y realmente nos mostró un potente golpe de velocidad. Puso su cabeza abajo y siempre trató muy fuerte para conseguir el objetivo; lo mejor de todo es que es un caballo que progresa permanentemente. Supongo que un furlong extra, al menos por ahora, no le caerá para nada mal en el futuro”.