Abriendo su 2021 y estrenando colores, la campeona fue imparable para ganar el Oaklawn Park el tributo a la inolvidable yegua argentina

HOT SPRINGS, Arkansas (Especial para Turf Diario).- Cerrando un fin de semana de altísimo vuelo en las pistas de los Estados Unidos, el domingo de Oaklawn Park dejó como datazo el estupendo regreso a las pistas de Monomoy Girl, la mejor yegua de los últimos años y que estrenó colores (ahora es propiedad del Spendthrift Farm, el My Racehorse.com Stable y el Madaket Stables) tras ser adquirida por 9,5 millones de dólares en las ventas de noviembre en Fasig-Tipton tras conseguir su segundo éxito en el Breeders’ Cup Distaff (G1).

La hija de Tapizar estuvo intratable en el Bayakoa Stakes (G3-1700 m, US$ 250.000 de bolsa), sobre la arena pesada, pasando como una tromba abierta en el derecho para derrotar por 2 cuerpos a Our Super Freak (Mineshaft) tras 1m45s92/100. Con un récord de 14 triunfos en 16 salidas, siendo segunda en las dos restantes, y premios acumulados por 4.576.818 dólares, quedó lista para el Apple Blossom (G1), que se correrá dentro de algunas semanas en esta misma pista.

“Es una especie de alivio terminar con esto”, admitió Brad Cox, que continúa entrenando a la yegua para sus nuevas conexiones. Luego agregó: “Corrió a lo grande. Significa mucho. Estoy muy orgulloso de lo que logró. Muy, muy contenta con lo que pudo lograr y traerla a Hot Springs significa mucho, es el Saratoga del sur”.

Por su parte, Florent Geroux, el jockey de Monomoy Girl, agregó: “Tuvimos un gran desarrollo y dejé que los punteros hicieran el trabajo sucio al frente para esperar la recta final, que era la situación más inteligente ante el estado de la pista. Cuando le pedí el esfuerzo para dominar, me dio todo, como siempre. Me siento el jockey más afortunado del mundo en este momento, con la posibilidad de correrla”.

Considerada Campeón 3 Años Hembra de 2019 en los Estados Unidos, tras ganar su primer Distaff, Monomoy Girl superó una larga inactividad la temporada anterior y desde su vuelve a la acción no sabe lo que es perder. Una campeona única, para disfrutar.