Los tres potrillos y la potranca abandonaron la última de las categorías sobre los 1200 metros de Palermo

Tarde sentida la que se vivió este jueves en el Hipódromo Argentino de Palermo, donde el menú en la pista ofreció muchos espectáculos de calidad en el terreno de las carreras comunes, acompañando al Clásico Día de la Bandera.

Los dos años tuvieron amplio protagonismo desde bien temprano. La acción para los productos comenzó en el segundo turno con el Premio El Taura (1200 m, arena), para machos perdedores, donde Moon Face (Zensational y Caraluna, por Pure Prize, Oswaldo A. Salas) respondió a su prometedor estreno venciendo por 3 cuerpos a El Che Man (Manipulator).

La división de aquella prueba también tuvo un vencedor bien lógico en Miriñaque (Hurricane Cat y Langostura, por Honour and Glory, Haras de La Pomme), que luego de dos segundos pudo hacer que la tercera fuera la vencida aventajando por 2 1/2 cuerpos a Sunset Trip (Qué Vida Buena) tras 1m8s37/100, mejorando 1m9s18/100 que empleó Moon Face.

En la tercera división del Premio El Taura también el primer lugar fue para el favorito. Castelforte (Easing Along y Conservada, por Ride the Rails, Haras La Pasión) (foto) venció de un extremo al otro y por 2 cuerpos al debutante Golpe Final (Knockout), luego de 1m8s71/100.

Las potrancas también tuvieron su espacio de la mano del Premio Fair Play (1200 m), arena, para perdedoras. Otra vez el público tuvo razón, ahora con La Sabiduría (Grand Reward y Actuada, por Luhuk, Haras La Quebrada), que sacó ventajas temprano para hacerse inalcanzable y llegar al disco con 2 1/2 largos de diferencia sobre Zamba Point (Indy Point). Su tiempo fue de 1m9s32/100.

En materia de apuestas, el saldo fue netamente favorable, pasando por ventanillas al cabo de las 14 competencias que se resolvieron 16.458.981 pesos, con un promedio de casi $ 1,2 millones. Si bien fue feriado, la tendencia alcista en las recaudaciones se afirma jornada a jornada, afortunadamente.