El hijo de Grand Reward le ganó el Clásico Austria (L) por el hocico a Hosarsiph Joy, que largó “chanta”, en San Isidro

Carrera espectacular el Clásico Austria (L-1400 m, césped húmedo), base de la entretenida jornada del viernes en el Hipódromo de San Isidro. Fue de Mr Reward, pero tranquilamente podría haber quedado en manos -o, mejor dicho, en patas- de Hosarsiph Joy (Fortify), que repitió su maña, largó “chanta” y perdió una de novela, al hocico. Se preveía una carrera bien pareja, y el correlato estuvo dentro de esos parámetros, con tres caballos definiendo en margen estrecho, pues Sonny Bill (Portal del Alto) fue tercero al pescuezo.

Cristian Velázquez atropelló en el momento justo al crédito del Stud Castañón, que cortó una sequía de casi 20 meses sin “sacarse la foto”, llegando a la mejor victoria de su trayectoria -lleva 4 por total- con sorpresa, ya que abonó el suculento sport de $ 31,15.

Ultimo piso la recta el hijo de Grand Reward y Miss Milagros (Roy), que comenzó por los 600 metros una larguísima atropellada exterior. Mientras el pupilo de Hugo Pérez descontaba de la mano de la libertad y dominaba a la par de Sonny Bill, Hosarsiph Joy no arrancaba por dentro, perdiendo segundos preciosos. Sólo cuando encontró la parte externa aceleró fuerte, aunque se quedó apenas corto para poder dar caza de un Mr Reward que dominaba con valentía. Fue de uno y no de otro, pero podría haber sido para cualquiera, en un espectáculo notable.