El veterano alcanzó la sexta victoria de su campaña, mientras que la yegua de Firmamento (foto) cortó 15 meses sin cruzar adelante

No fue precisamente una tarde de carreras fuerte en el plano condicional la de este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, situación que se vio reflejada en el nivel de apuestas, que ascendió a 87.979.200, con un promedio para las 15 competencias que se resolvieron de 5.865.280.

En modo ahorro, con alternativas al por mayor y varios turnos para veteranos, lo más trascendente lo aportaron estos últimos en el Premio Parishioner (1200 m, arena), donde ejemplares desde los 6 años y con 3 o más triunfos se midieron por apenas 545.000 pesos para el ganador, cifra que, descuentos mediantes, alcanza para un poco más de 2 pensiones, en un momento en que en muchas de las categorías (en los 3 hipódromos) se compite casi por deporte.

En un lote con algunos nombres que en otros tiempos tenían ribetes jerárquicos, los 552 kilos de Mundo Tierno fueron incontenibles en el derecho para alcanzar una muy buena conquista. Lejos durante la mayor parte del recorrido, Francisco Leandro armó la atropellada con el pupilo de Eduardo Siele y en la parte final cortó el vuelo de Pleasant Rate (Exchange Rate) para doblegarlo por 3/4 de cuerpo en 1m11s30/100.

Criado por el Haras El Alfalfar, e hijo de Global Hunter y Lágrimas de Key (Key Deputy), el defensor de la caballeriza Justi Horse llegó a la sexta conquista de su campaña, esa que incluye varias actuaciones jerárquicas quizás no protagónicas, pero sí interesantes.

Un rato más tarde, el Premio Springtime (1200 m) midió yeguas de 4 años con 2 ó 3 triunfos a cuestas y en el que, por fin, Hit Time (Hit It a Bomb y Times of Glory, por Honour and Glory), reservada del Haras Firmamento, pudo reencontrarse con la victoria. La zaina había generado importantes expectativas en la primera etapa de su campaña, ganando el Clásico La Troienne (L) y llegando cercana sexta en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1), pero luego se desdibujó, tanto que cortó 15 meses sin discos.

Completando el doblete del jockey Martín Valle, la pupila de Pablo Falero terminó dando cuenta por el pescuezo de Giant Kiss (Fortify), con Bacarela (In the Dark) cruzando en la tercera posición a 3/4 de cuerpo, todo tras 1m11s9/100. Ahora que se reencontró con el éxito, Hit Time intentará seguramente volver a llegar al plano de los clásicos, esos donde entre su gente siempre pensaron verla.