Estaba retirado en el Shizunai Stallion Station japonés; tenía 27 años y realizó una campaña impresionante 

Boston Harbor, para muchos, uno de los mejores dos años de todos los tiempos, murió el 9 del corriente en el Shizunai Stallion Station de la Japan Bloodhorse Breeders’ Association por enfermedades vinculadas a su avanzada edad, pues tenía 27 años.

Hijo de Capote y Harbor Springs (Vice Regent) y reservado del icónico Overbrook Farm de William T. Young, realizó una campaña fenomenal al cuidado de D. Wayne Lukas, debutando en mayo de 1996 con una victoria por 5 cuerpos en la arena de Churchill Downs y sobre 1000 metros. Al mes se subió de la mejor forma al terreno gradual y empezó a mostrar esas condiciones de caballo diferente, regresando al trazado de Louisville para imponerse en los 1200 metros del Bashford Manor Stakes, por 4 cuerpos y como gran favorito. Sorpresivamente, su viaje a Saratoga para el Sanford Stakes (G3-1200 m) terminó con una derrota por 10 1/2 cuerpos ante el Talentoso Kelly Kip (Kipper Kelly), de la que se rehabilitaría a las pocas semanas cuando en Ellis Park se llevó el Ellis Park Juvenile Stakes (L), por 6 largos y ya sobre 1400 metros.

Las exigencias empezaron a crecer y el Kentucky Cup Juvenile Stakes (G3) de Turfway Park fue el próximo escalón de su ascenso hacia la cúspide, alcanzando una victoria soberbia de punta a punta y por 7 cuerpos en los 1700 metros de arena. Llegaría entonces el siempre importante Breeders’ Futurity (G2-1700 m) de Keeneland, donde debió esforzarse para batir por medio largo a Blazing Sword (Sword Dancer), guapeando en la delantera.

Después de semejante campaña, Boston Harbor enfrentó entonces el Breeders’ Cup Juvenile (G1-1700 m) que en ese 1996 se resolvió en Woodbine, Canadá, cruzándose con los mejores exponentes de la generación. Otra vez echando mano a su clase, pudo liderar todo el tiro para ganarle por apenas el pescuezo a su hermano paterno Acceptable, que luego sería padrillo en el Haras Abolengo, en Argentina.

Con la conquista del Juvenile, Boston Harbor se aseguró el título de Campeón 2 Años Macho de esa temporada en los Estados Unidos, además de ubicar sus ganancias en el orden del 1.928.605 dólares, una cifra jamás ganada antes por un potrillo.

Por desgracia, el crack sólo podría competir una vez más la temporada siguiente, quedando cuarto en el Santa Catalina Stakes (L) de Santa Anita Park, lesionándose en una pata y siendo retirado para la reproducción, volviendo a Overbrook Farm para compartir cartel con las muchas estrellas de la cabaña en ese entonces, como el célebre Storm Cat (Storm Bird).

Allí trabajó el zaino hasta 2001, cuando fue adquirido por la Japan Bloodhorse Breeders’ Association, comenzando su campaña en Japón para 2002. En total, Boston Harbor produjo 21 ganadores clásicos, lista en la que sobresale Healthy Addiction, que supo ganar el Santa Margarita Invitational Stakes (G1) en Santa Anita Park.

Sus hijas han demostrado ser bastante generosas en la reproducción, tanto que a la fecha son 35 los nietos titulares clásicos del campeón, 11 de ellos en pruebas de grupo y 3 en la máxima escala: Off the Tracks (Curlin), Shotgun Gulch (Thunder Gulch) y My Sweet Addiction (Tiznow), ganadores del Mother Goose Stakes (G1), del Madison Stakes (G1) y del Vanity Stakes (G1), respectivamente.

Si bien no tuvo la influencia esperada en la cría, Boston Harbor fue un caballo de carreras sensacional, con una precocidad y una velocidad únicos, a lo que sumaba clase para sacar adelante carreras que parecían perdidas. Un crack que como dos años descolló.