Tenía 26 años y estaba retirada desde 2022 en el Haras Santa Inés; además dio al ganador clásico Interpret y es la abuela materna del ganador de G1 Quirico

Por Diego H. Mitagstein

Quendom, la yegua que produjo a Invasor, para muchos, el mejor caballo argentino de todos los tiempos, murió por causas naturales a sus 26 años en el Haras Santa Inés, donde disfrutaba de un merecido descanso, tras haber sido retirada de la cría en 2022.

El Olimpo del Turf ahora tiene una nueva integrante de lujo con la hija de Intérprete, que además produjo al ganador clásico en Emiratos Arabes Unidos Intrepret (Distorted Humor) y es la abuela materna de Quirico (Jump Start), que en la arena del Hipódromo Argentino de Palermo ganó el Gran Premio Palermo (G1) de 2017.

Alessandro Misserochi siempre fue protaginista en las liquidaciones de haras importantes que se fueron dando en las últimas décadas en nuestro país, y fue justamente cuando se dispersó La Irenita cuando se comenzó a gestar la historia de Quendom y la de Invasor.

Allí el criador compró para su cabaña a Queen of Victory, una hija de Cipayo y Twitch Crown (Crown Thy Good) ganadora en Palermo a los 3 años en su debut y que llevaba en su vientre una preñez de Intérprete (Farnesio), habiendo dado a luz la temporada anterior a Reina Victoriosa (Intérprete), que luego ganaría el Gran Premio Eliseo Ramírez (G1) y produciría de forma notable en los Estados Unidos.

Esa panza era Quendom, cuyas cualidades corredoras no eran demasiadas, por lo que rápidamente se le dio servicio de Candy Stripes. Su primera cría sería nada más y nada menos que Invasor, primero ganador de la Triple Corona invicto en Maroñas, Uruguay, y luego el mejor del mundo en 2006, temporada en la que ganó en los Estados Unidos el Breeders’ Cup Classic (G1), el Whitney Handicap (G1), el Pimlico Special (G1) y el Suburban Handicap (G1).

Semejante campaña le valió ser considerado como Caballo del Año y Campeón Caballo Adulto en el norte, sumando la temporada siguiente una impresionante victoria en el Donn Handicap (G1) y cumpliendo su despedida venciendo en la Dubai World Cup (G1) de Nad Al Sheba, en Emiratos Arabes Unidos.

Incorporado al Salón de la Fama del turf estadounidense en 2013 y actualmente residiendo en el Haras Cuatro Piedras, en Uruguay, Invasor fue y sigue siendo un emblema para el turf sudamericano, un crack único; una referencia inigualable.

Quendom tuvo 8 crías más en la Argentina y de ellas sólo pudo ganar Quindar (Equal Stripes) apenas 1 carrera en Palermo, aunque sus hijas ya tiene productos ganadores, destacándose Queen Halo (Southern Halo), que dio al mencionado Quirico.

Ante el éxito de Invasor, Quendom fue enviada por algunas temporadas al norte, donde entre su producción más destacada estuvo Interpret, que supo vencer en el Jebel Ali Stakes (L) de Jebel Ali, en Emiratos Arabes Unidos, pero no pudo ni siquiera acercarse a los logros de su famoso hermano.

La última cría de Quendom fue Queen Empress, por el campéon Hi Happy (Pure Prize), nacida el 17 de septiembre de 2022 y que seguramente Santa Inés retendrá para correr y luego sumar a su prestigioso lote de yeguas madre.

Quendom se ganó un lugar en la historia produciendo a un fenómeno de las pistas como Invasor, el caballo que unió a la hípica argentina con la uruguaya para realizar hazañas jamás concretadas por ningún otro.