La hija de Il Campione se impuso de punta a punta en el República Oriental del Uruguay (G3), por 3 cuerpos sobre Crhys Kissing

Los 1400 metros son música para los oídos de Nanabush, la potranca del Stud-Haras Santa Inés que este sábado alcanzó una resonante victoria en el Clásico República Oriental del Uruguay (G3), la prueba más importantede la entretenida reunión de sábado en el Hipódromo de Palermo.

El césped porteño le cayó de maravillas a la hija de Il Campione, que a poco más de una semana de caer en el Clásico Melgarejo (L) de San Isidro, volvió sobre la marcha para tomarse desquite de la pampeana Crhys Kissing (South Kissing), que aquella tarde había llegado por delante cuando ambas cayeron ante East of Eden (Il Campione).

Completando un fin de semana de ensueño para el jockey Martín Valle, con mano caliente hace ya varios días, Nanabush volvió a festejar en las 14 cuadras, distancia que ya la había visto ganar el Clásico Manuel J. Güiraldes (G3), en la arena local, y el Clásico Bayakoa (L), en el verde del norte.

Ductilidad para cualquier tipo de cancha tiene Nanabush, que sacó rápido amplias ventajas al frente, corrió estableciendo un ritmo sostenido durante todo el recorrido y, ya en la recta final, tomó la mitad de la cancha para mantenerse al frente y arribar a la meta con 3 cuerpos de ventaja sobre Crhys Kissing, con Hontoria (Suggestive Boy) en tercera posición a 1 largo, más, todo tras espectaculares 1m20s57/100.

Preparada por Enrique Martín Ferro, Nanabush ganó como para pensar en un nuevo intento más allá de las 14 cuadras, recordando que experiencias en la milla y en los 1800 metros no fueron positivas, aunque tratándose de una potranca hay todavía un buen margen para que de la mano de la madurez se acomode al respecto.

En Nanga Parbat (Majestic Warrior), y hermana materna de la G1 Nanda Dea (Fortify), que el sábado próximo irá por el Gran Premio Copa de Plata (G1), Nanabush porta una familia materna estadounidese fuerte y con el sello de la familia Phipps, la de la enorme Dispute (Danzig) y sus hermanos Adjudicating (Danzig) y Time for a Change (Damascus), entre otros grandes caballos.