Después de un par de flojas labores, la hija de Le Blues se mostró en gran nivel en la recta de arena pesada de Palermo para llegar a su segunda victoria

Una reunión con varios momentos destacados fue la de este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, decorada por una lluvia que irrumpió en un par de oportunidades y con la pista como gran protagonista, transformada en un barrial.

Sin dudas que el Clásico Ultrasonido generó las mayores expectativas, esas que el triunfo de Onur (Indy Point) correspondió, pero entre las condicionales el Premio Sandyman también tenía razones para destacarse. Sobre el kilómetro de arena medía potrancas de 3 años titulares de una victoria, el totalizador tenía como favorita a Nashin Blue, que venía de dos performances flojitas .

La reservada del Haras Santa Elena hizo caso a los boletos y encontró una completa recuperación con una victoria contundente y que la vuelve a poner en un plano de ilusión, que hace posible que vuelva a enfocar los clásicos, esos en los que ya dio algunas señales positivas antes de caer en el bajón mencionado.

Con Francisco Leandro en sus riendas, la pupila de Marcos Roberto estuvo intratable durante todo el recorrido, asumiendo el liderazgo ni bien se abrieron los partidores y haciéndose inalcanzable para sus rivales, guardando lo mejor de su repertorio para la parte final, donde se alejó con mucha comodidad.

El disco terminó encontrando a la zaina con 6 cuerpos de ventaja sobre Che Maga (Violence), con Andonay (Angiolo) en tercero a un largo más, todo en estupendos 55s99/100, de los mejores tiempos del día dadas las condiciones de la pista principal porteña.

En la muy corredora Nashville Moon (Orpen) -heroína en el plano de los handicaps-, Nashin Blue lleva la velocidad en su sangre, pues es hermana materna del ganador de G1 y actual padrillo Nashville Texan (Forestry) y bisnieta de la velocísima Nashville Luckie (Lode), madre a su vez del G2 Naipe de Ouro (Put It Back) y de Nashville Jet (Orpen), también de brillo grande durante su campaña en las cortas.