La yegua de seis años y el veterano jinete se quedaron con el Clásico Municipalidad de La Plata

LA PLATA.- Entre “veteranos” se entienden bien parece. Con seis años, Nasya se dio el gran gusto de ganar el Clásico Municipalidad de La Plata (1200 m, arena), devolviendo a los pesajes importantes a José González, uno de los jockeys de campaña más extensa en la hípica argentina, y que después de muchos años apartado de la profesión, vive ahora un momento inolvidable.

La racha de la hija de Art Master continuó en la división del Ciudad de La Plata (G2), esa en la que compiten los caballos a los que no les da la campaña para ser protagonistas del gran cotejo de la velocidad sureña. La yegua, que en esa serie se llevó un par de handicaps, se mostró otra vez infalible, persiguiendo el andar del puntero Don Atha (Don Valiente) hasta pisar el derecho, superándolo frente a las primeras tribunas y sacando la ventaja suficiente como para contener todas las atropelladas que arreciaron desde el fondo.

El que más fuerte cargó fue Mapuche Rye (Catcher In the Rye), pero debió conformarse con terminar como escolta a medio cuerpo de la pupila de Marcial J. Degregorio. A 1 largo, Señor de Kall (Don Incauto) se quedó con la tercera plaza, con la favorita Mirá Quien Viene (Manipulator) completando la trifecta al anca, todo tras 1m11s40/100, tiempo casi un segundo más lento con respecto al empleado por Humorada Negra un rato antes. Don Atha se cansó más de la cuenta y retrocedió hasta el quinto lugar, quedando un tanto en deuda si de posibilidades en la previa se habla.

De la cría del Haras La Encontrada y defensora de la caballeriza azuleña Ludmila Mía, Nasya tiene por madre a la brasileña Nettezza (Jules), en una familia que desde Santa María de Araras ya había dado otra ligera de nota como Pallas Cloud (Keats).

Para Nasya fue el sexto lauro en 16 salidas, y la mejor etapa de su campaña parece tener todavía más por dar. Con José González “up”, claro.