Con el hijo de Dubawi, Godolphin buscará repetir el triunfo que consiguió en esta misma carrera a través del notable Space Blues; Songline y Casa Creed serán durísimos adversarios

RIYADH, Arabia Saudita.- La velocidad sobre césped tendrá su lugar dentro del mitín de la Saudi Cup con el The 1351 Turf Sprint (G3-1351 metros, US$ 1.500.000 de bolsa), donde el “casi local” Naval Crown tratará de darle otro triunfo internacional a Godolphin. Atendido por Charlie Appleby, el hijo de Dubawi viene de cumplir una notable actuación en Meydan al quedarse con el Al Fahidi Fort (G2), recuperándose de lo que había sido su bajón en el Prix Jean Prat (G1) francés.

Para la japonesa Songline (Kizuna) puede ser una ocasión ideal para darle continuidad a los resultados fantásticos de sus compatriotas alrededor del planeta. En la milla encontró su mejor victoria cuando se llevó en Tokyo el Fuji Stakes (G2), aunque trascartón terminó muy lejos en el Hanshin Cup (G2).

Estados Unidos tendrá una carta de mucho valor con el experimentado Casa Creed (Jimmy Creed), inactivo desde que finalizó octavo a sólo 3 1/2 cuerpos de Space Blues (Dubawi) en el Breeders’ Cup Mile (G1). Entre sus muchas buenas tabuladas destaca su éxito en el Jaipur Stakes (G1) de Belmont Park, sobre 1200 metros y con Luis Sáez en sus riendas tranquilamente puede volver a casa con otro disco bajo el brazo.

El irlandés Happy Power (Dark Angel)no termina adelante desde que en octubre de 2002 conquistó en Newmarket el Godolphin Challenge (G2), venciendo a Pogo (Zabedee), con el que ahora se volverá a encontrar. Para los dos puede ser una linda ocasión de conseguir reivindicarse.

Lejos de su mejor forma aparece Rohaan (Mayson), G2 en Inglaterra, y Japón tendrá otras dos cartas con Entscheiden (Deep Impact) y Lauda Sion (Real Impact), nombres experimentados y que pueden prenderse en la definición sin mediar mayores avisos…