Palafrenero de a pie desde 2002 en La Plata, fue la primera aprendiz egresada del Centro de Capacitación del Bosque, en 1978

LA PLATA.- Su figura después de cada carrera del Bosque acompañando al ganador hasta la foto se extrañará muchísimo. Nélida Cañete, “La Vasca”, falleció ayer en Berazategui, cuando se descompensó, y dejó un espacio vacío gigante. 

Había nacido en General Madariaga, e hizo historia al convertirse en la primera egresada mujer del Centro de Capacitación del hipódromo de estac ciudad, en la camada donde también surgieron José Luis Rodríguez, Claudio Saullo, Luis Falco, Daniel Díaz, Julio Sánchez y Luis Romero, en 1978.

“Fui la primera jocketa aprendiz que salió de la escuela platense. Intenté inscribirme en la Escuela de San Isidro, pero ese año la cerraron. Así que me vine para La Plata, donde tuve como profesores de equitación a Pablo Tárrago y Orlando Baratucci”, recordaba Nélida en una nota al Diario La Nación, donde también contaba: “Corrí 48 carreras y gané dos, con caballos de Harry Martínez, pero me casé y mi marido no quería que corriera. Sí varear. Después, con tres hijos varones, no podía ser ama de casa, madre y jockey. Hoy lamento haber cedido al pedido de mi marido. Volví a Madariaga, tuve contacto con los caballos porque fui al haras San Isidro, de César Iraola, y pude varear. Veinte años me quedé en la ciudad donde nací”.

Hasta que en 2022 comenzó a trabajar como “palafrenera de a pie” en su querido Hipódromo de La Plata, en una función que desempeñó hasta ahora. No eran sus únicas ocupaciones, pues también tomaba anotaciones, ayudaba a muchos jockeys y jockeys aprendices y siempre estaba bien dispuesta a dar una mano a quien la necesitara, de allí el enorme cariño que todos tenían hacia ella.

Nélida Haydee Cañete tenía otra gran pasión en las bochas, como rememora el periodista Pablo Gallo, siendo una excelente jugadora, brillando en muchos torneos a nivel provincial y nacional.

Se la extrañará a “La Vasca” en cada reunión platense, aunque su recuerdo será imborrable para todos aquellos que tuvieron el gusto de tratarla.