Aparecen como las mejores cartas para el Clásico Telescópico, donde Cheburek y Emberinado aportarán su calidad

Completando una semana de homenajes para grandes caballos del turf argentino se correrá esta tarde en el Hipódromo de San Isidro el Clásico Telescópico, sobre 1200 metros en la arena y para caballos desde los 4 años bajo régimen de handicap descendente. El hijo de Table Play y Filipina fue el último ganador de la Cuádruple Corona en nuestro país, allá por 1978, preparado por el entrañable don Juan Esteban Bianchi y con la querible Marina Lezcano en sus riendas.

Tan sólo seis fueron los confirmados para la Copa Regimineto de Infantería 1 Patricios, donde volverán a compartir gatera Never Pony (Most Improved, 58) y Numeraux (Global Hunter, 57) (foto), que vienen de llegar segundo y tercero, respectivamente, de Sortija Wont (Le Sortilege) en el Clásico Pablo G. Falero de Palermo, a la cabeza del ganador y separados entre ellos por apenas 3/4 de cuerpo.

Semejante paridad en el marcador ahorra aclarar que cualquier cosa puede suceder entre ellos, aunque el desarrollo jugará un papel fundamental. Aquella carrera de referencia fue la tarde en donde todos corrieron en línea parecida, aunque se sabe que Numeraux disfruta algo más de tratar de correr adelante en soledad.

También correrá Cheburek (Sidney’s Candy, 56 1/2), que acaba de pagar la reprise con una anodina gestión sobre el kilómetro, volviendo ahora a la cancha y distancia de sus mejores gestiones, como cuando se llevó el Handicap Larrea o terminó segundo en los clásicos Fomento Equino (L) y Lord At War (L). También suele moverse en las cercanías de la vanguardia o directamente a la descubierta, por lo que aportará más pimienta.

Emberinado (Lizard Island, 58) salió de escena allá por fines de diciembre y ahora vuelve renovado y con ganas de volver a ser ese que supo ganar los clásicos Benito Lynch (G3) y Emilio Casares (L) en La Plata. También con velocidad para venir entre los de adelante, puede dar el golpe tranquilamente.

Completan el pequeño lote Qué Pingazo (Sidney’s Candy, 52) y Gerald Buttler (Cityscape, 52 1/2), que irán livianos pero deberán correr más que nunca si pretenden prenderse en la definición.