Ganador de la estadística de preparadores del Norte en 2018, el profesional mencionó irregularidades en su descargo

El Hipódromo de San Isidro confirmó los positivos de las yeguas Temple Treasure (Treasure Beach) y Doña Sam (Alrassaam) en la séptima competencia del 2 de febrero último y aplicó una pena de 8 meses a Nicolás Martín Ferro, el cuidador de ambas y ganador de la estadística 2018 del rubro en el circo del Jockey Club.

Hasta aquí la noticia “fría” del parte de sanciones, añadiéndose de forma extraoficial que la droga en cuestión fue dexametasona. Pero el cuidador argumentó irregularidades en la apertura del frasco testigo, y que lo llevaron a manifestar su postura: “Ya arrancamos mal con que el patrón de la dexametasona estaba vencido, aunque eso sería lo de menos. Lo más importante es que cuando se empezaron a hacer ‘las corridas’, que es el proceso cuando la orina entra en la máquina, la prueba negativa del propio hipódromo da positivo de dexametasona, con lo que, al menos en mi opinión, ya nada en adelante puede ser válido. Hicimos un descargo con lo que había ocurrido pero no se tuvo en cuenta. Lo entregué a legales y a los miembros de la comisión de carreras y estuvo en su poder por 20 días; la respuesta fue la sanción publicada. Siempre te perjudica una situación así, y quiero aclarar mi situación para que todos la sepan”, contó en comunicación con Turf Diario el cuidador.

Nicolás Martín Ferro -que está siendo reemplazado en los programas por Enrique, su padre- sólo podrá volver a presentar a partir del 20 de octubre próximo, mientras que para las dos yeguas la sanción fue de 4 meses a cada una.