La hija de In the Dark venía muy complicada en el codo, pero cargó abierta y se quedó en el final con el Especial Jockey Club de Corrientes

LA PLATA.- Si abrían las ventanillas en la mitad del codo, seguro que mucha gente no hubiera dado un boleto por Noche Plateada (54 kg.), que a esa altura corría enredada en el centro del grupo y fierro a la tabla, con Eduardo Ortega Pavón, su jockey, intentando mantenerla con alguna ilusión. Sin embargo, en otra demostración de su tremenda potencia sobre la cruz de un SPC, el jockey paraguayo logró llevar adelante lo imposible, con la hija de In the Dark arremetiendo en la recta para finalmente vencer en el Especial Jockey Club de Corrientes (1600 m, arena), la prueba más importante en el domingo platense, que tuvo un atraso importante justamente, antes de la central.

No entusiasmaba la última actuación de la yegua del Stud Los Dos Hermanitos, de Azul, fallando en el Clásico Farnesio de Palermo ante Che Atorranta (Greenspring), pero ahora consiguió destacarse como nunca antes en el plano jerárquico tras un final apretado y en una carrera dura.

Escobilla (Il Campione, 56) fue la encargada de marcar el camino junto a los palos y en el derecho se trenzó en lucha con Super Celestial (Super Saver, 52) y Duda Bye (Amero, 54). Cuando esta última empezaba a prevalecer, Noche Plateada pasó de largo abierta para vencerla por 1 1/2 cuerpo, con Super Celestial en tercero  1 largo y Escobilla llegando cuarta a medio pescuezo, todo tras buenos 1m38s19/100.

Preparada por Pedro Paganti y criada en el Haras Don Santiago, para Noche Plateda fue el quinto triunfo a lo largo de 31 presentaciones.