Comopudosucederme, Bailar Con La Masfe y el santafecino lograron este lunes triunfos valiosos y de proyección

No fue una reunión espectacular ni nada que se le parezca la del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo, aunque, además del Handicap Vitelio y el triunfo de Mississippi (Sabayón), incluyó una serie de condicionales para caballos de 3 y 4 años con proyección hacia categorías superiores.

Lo más trascendente llegó en el Premio Storm Dyamico (1000 m), para 3 años titulares de 2 victorias y donde el gran favorito Comopudosucederme hizo todo muy sencillo antes apenas 3 rivales -hubo 3 borrados- para llegar a su tercer festejo en apenas 5 salidas.

De punta a punta el hijo de Compasivo Cat y Shuia (Sebi Halo) superó por 6 cuerpos a Free Security (Security Risk), el mismo rival al que venía de doblegar por 4 largos en su victoria previa. Con Brian Enrique en sus riendas, el crédito del Stud Santo Domingo empleó una marca de 55s36/100, de las mejores del día antes de que un chaparrón complicada un tanto las condiciones de la cancha principal.

Comopudosucederme nació en el Haras Los Cuatro Candados, el mismo campo donde se crió Bailar Con La Masfe (Lucky Island y la clásica Barbarita D’Oro, por Capo D’Oro), que a la nochecita dio la nota llevándose con luz el Premio Quiero Sardina (1200 m, arena), para todo caballo de 4 años titular de 2 ó 3 éxitos.

Con Gonzalo Borda en su silla, el zaino nunca vino demasiado lejos mientras Super Bamb (Super Saver) hacía la punta, se arrimó en el codo, dominó temprano abierto al llegar la recta final y luego controló a rigor de látigo el avance del favorito Briarwood (Incurable Optimist), finalmente segundo a 1 1/2 largo tras 1m9s67/100.

Más temprano, en tanto, se resolvió el Premio Cheburek (1600 m, arena), que también enfrentaba caballos desde los 4 años con 2 ó 3 victorias. El Islandés (Il Campione) llegaba invicto y como gran favorito, pero nada pudo hacer esta vez para detener al santafecino Dunmore (Full Mast y Roman Virgin, por Roman Ruler, Haras Chenaut), ganador clásico en su cancha, y que aquí se agrandó para doblegar por 3/4 de cuerpo al defensor del Stud Las Canarias, aún dándole 7 kilos de ventaja.

Adelante desde el salto, el valiente Dunmore resistió a pie firme en el derecho la estocada interna que desató el preferido del público, con un Pablo Carrizo que volvió a mostrar que cuando tiene con qué, se luce.