El Omega (G2) ofrece un panorama entretenido en la previa de San Isidro; pozos asegurados por casi $ 4.000.000

Una pena que el clima no vaya a acompañar la excelente jornada de carreras que se vivirá durante la tarde del sábado en el Hipódromo de San Isidro. Ya llovió y se aguarda más agua, incluso, hasta el miércoles próximo, por lo que varias de las carreras fueron trasladadas el mismo viernes a la cancha de arena (1ra, 3ra., 4ta., 5ta., 6ta., 7ma., 8va., 11ma., 12da., 13ra., 14ta. y 16ta.).

Con un menú que incluirá casi 4 millones de pesos en pozos asegurados y que invita a compartir además las alternativas del debut de la Selección Argentina de fútbol en la Copa América 2019 de Brasil ante Colombia, el paso más trascendente llegará de la mano del Clásico Omega (G2-1600 m, césped), para yeguas desde los 3 años y con una recompensa para la ganadora de 550.000 pesos.

Duelo intenso el que se dará sobre el fango, con North France tratando de hacer pesar su buena experiencia sobre el césped bravo. La hija de Seattle Fitz vuelve a correr entre las de su sexo tras fallar ante los machos en el Gran Premio de las Américas – OSAF (G1) de Palermo y en el Clásico Southern Halo (G3). Antes de esas gestiones había vencido en los clásicos Carlos P. Rodríguez (G2) y Ricardo, Ezequiel y Ezequiel M. Fernández Guerrico (G2).

En esta última prueba dejó tercera a la ascendente Mama Call (Master of Hounds), con la que ahora volverá a enfrentarse. Tras esa labor, la reservada de Los Patrios se llevó sobre la grama de Palermo el Clásico Farnesio, para viajar luego a La Plata y repetir en el Joaquín V. Maqueda (G3).

Mama Call no estará sola, pues actuará en yunta con otra yegua en pleno crecimiento como Sinuosidad (Sebi Halo), que luego de caer sorpresivamente ante Vivacita (Heliostatic) en el Clásico Doria desquitó con comodidad en el General Las Heras (G3), aunque sobre 1400 metros.

Tanto North France cuanto Mama Call suelen moverse a la descubierta o en las cercanías de la punta, lo que abre la puerta para un desarrollo que puede tener un ritmo más rápido de lo recomendable, sobre todo, ante una pista que no estará para nada fácil.

En esa línea de análisis, College Girl (Greenspring) tendrá una linda oportunidad para reencontrarse con su mejor forma tras fallar en el Guerrico. La zaina, que venía de caer ante la exportada Holy Day (True Cause) en el Juárez Celman (G2) supo batir a la propia North France en el Sibila (G2) de 2018, un dato fuerte.

Corrió muy bien Lovely Moment (Equal Stripes) en el Paseana (G2) pues, a pesar de haber terminado lejos de Seas Alabada (Sebi Halo), rescató una muy positiva tercera posición. La mencionada Vivacita también estará en los partidores y la arrimadora Intratable Freud (Freud) tratará de bochar…