El consagrado padrillo de Coolmore reúne una gran campaña, un pedigree fuerte y una generosidad comprobada

En un fin de semana dominado por la preocupación ante el brote de Covid-19 y la cuarentena decretada en la Argentina, la hípica nacional recibió un notición en las últimas horas del martes, con la confirmación por parte del Haras Firmamento de la incorporación para la próxima temporada de servicio del cotizado padrillo Zoffany, propiedad de Coolmore y que llegará para cubrir en el segundo semestre.

Otra vez la cabaña de Juan Carlos Bagó rompe el mercado, en un esfuerzo económico gigantesco y en un momento durísimo, siguiendo el camino que anteriormente recorrieron otros dos caballos bien potentes como Mastercraftsman (Danehill Dancer) y Super Saver (Maria’s Mon).

Hijo de Dansili y Tyranny (Machiavellian) fue uno de los mejores productos de su generación en Irlanda, Inglaterra y Francia, y hoy por hoy es uno de los reproductores jóvenes de mayor proyección, aportando una cuota de precocidad y velocidad alta.

Ganador del Phoenix Stakes (G1), del Tyros Stakes (G3) y del Golden Fleece Stakes (L), a los 2 años, también en su segunda temporada el zaino sumó dos gestiones que, aún perdiendo, pueden catalogarse “mejores” que aquellas. Por 3/4 de cuerpo el campeón Frankel (Galileo) le ganó en el St. James’s Palace Stakes (G1) de Royal Ascot, y por la cabeza cedió en el Prix Jean Prat (G1) de Chantilly, en ambos casos sobre la milla.

Hermano materno del G2 Rostropovich (Frankel) y del G3 Wilshire Boulevard (Holy Roman Emperor), en una familia materna de gran generosidad, Zoffany es padre a la fecha de 32 ganadores clásicos, destacándose en esa lista las G1 Albigna (Qatar Prix Marcel Boussac) y Ventura Storm (Gran Premio del Jockey Club) y los graduales Fleeting, Foundation, Illuminate, Knife Edge, Main Edition, Oscar Domínguez, Waterloo Bridge y Zodiac Ruler.

Sobre la llegada de Zoffany, Ezequiel Valle, parte del equipo de Firmamento, comentó: “Hacía rato que lo venimos siguiendo; de hecho, el año pasado habíamos firmado el contrato para que llegara y como tuvo un cólico a principio de temporada, prefirieron no arriesgarlo y no pudo venir. Es un caballo super versátil, tiene precocidad y van a la distancia también. Es un padrillo probado y con gran proyección. Empezó  sirviendo a 7500 euros y en 2020 se cotizó en 22.500… Sus mejores generaciones son las que vendrán, por lo que su futuro es como para ilusionarse más todavía. Si uno revisa el libro de yeguas que sirvió en los últimos años no sólo fueron abultados, sino de mucha calidad”.

Zoffany trabajará en Firmamento junto a Hit It a Bomb, el War Front ganador del Breeders’ Cup Juvenile Turf (G1) cuyas primeras crías locales llegarán a los rings de ventas en los próximos meses.

En un momento terrible, comprometido, en el que nadie sabe qué va a pasar ni cuanto va a durar el brote de Covid-19, el Haras Firmament aportó una de las grandes noticias de la temporada, apostando una vez más a darle todo lo que tiene a su mano para engrandecer un turf que sonrío en medio de la tragedia.