La hija de Fortify se impuso con mucha claridad en el Sociedad Hípica Luis Cousiño (L), sobre 1400 m; Escoltadora completó el doblete albiceleste en el jueves del Hipódromo Chile

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- La media distancia es el hábitat natural para la generosa yegua argentina Joy Teologal, que en el jueves del Hipódromo Chile cortó una serie de 5 derrotas consecutivas quedándose fácilmente con el Clásico Sociedad Hípica Luis Cousiño (L), disputado sobre 1400 metros y en la arena.

Hija del estupendo Fortify y propiedad del Haras Don Alberto, la pupila de Juan Pablo Baeza persiguió a la puntera No Llores Por Mi (Gstaad) desde un cuerpo, la alcanzó en la parte final de la curva y pasó al frente con 400 metros por recorrer, estableciendo finalmente 4 1/2 cuerpos de ventaja sobre aquella rival, que por 3/4 consiguió contener la atropellada de Limeña Traviesa (Mastercraftsman), todo tras 1m25s20/100.

Jaime Medina se encargó de guiar con precisión a la gran favorita, que ahora luce en su palmarés 5 primeros puestos sobre 18 presentaciones, 4 de ellos en el plano de los clásicos pues, con anterioridad, se había quedado con el Carlos Valdes I. (G3), con el Geoffrey Bushell W. (L) y con el Espadaña, no por casualidad entre los 1300 y los 1600 metros.

Criada por el Haras La Biznaga, Joy Teologal tiene por madre a Stormy Teóloga (Bernstein), placé clásica durante su paso por las pistas y que también produjo a Teodisio Joy (Fortify), dueño en 2018 del Clásico Ensayo (G2) en San Isidro y segundo en las 2000 Guineas (G1).

Para la Argentina fue una tarde positiva, pues un rato más tarde su cría completó un lucido doblete con Escoltadora (Seek Again y Escayola, por Roy, Haras La Esperanza), que logró abandonar la última de las categorías a los 3 años en su undécima presentación.

En el Quilche (1000 m, arena), el otro clásico del día, Get Back (Last Best Place) dio una sorpresa de proporciones al doblegar por la cabeza al favorito Master Dottis (Tumblebrutus), con 5 caballos casi en una línea.