En su primer enfrentamiento ante los mayores, el triplecoronado argentino cerró la marcha en el Clásico Ciudad de Lima (G2), donde el hijo de Southdale tuvo un gran regreso a casa

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Con especial interés se esperaba este domingo en Monterrico el Clásico Ciudad de Lima (G2-2000 m, arena), donde el argentino Super Nao (Super Saver), el campeón entre los 3 años de 2021 y ganador de la Triple Corona, se medía por primera vez ante los mayores, enfrentándose con rivales tan experimentados como Nuremberg (Southdale) y Esidio (Will Take Charge), entre otros.

Pues bien, la “nueva categoría” trató muy mal al potrillo, que fue una sombra de ese que demolía rivales para terminar en la última posición a 12 1/2 cuerpos del mencionado Nuremberg, que tuvo el mejor de los regresos a “su” pista tras aquella decepcionante actuación de octubre en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) de Maroñas, en Uruguay, con un Carlos Trujillo brillante en sus riendas.

La carrera tuvo un desarrollo claro y partido, pues Nuremberg y Super Nao lucharon por la delantera un buen tramo, hasta que en la mitad de la curva el caballo empezó a sacarle ventajas al favorito. Una vez en la recta, nunca detuvo su andar el líder, que terminó rematando con fuerza para contener por 2 cuerpos a Suleiman (Southdale) y así redondear, ambos, el 1-2 del Stud Unicornio y del preparador Jorge Salas. Agotado, Super Nao nunca dejó de retroceder hasta terminar de cerrar la marcha.

Interesante fue conocer que el propietario de Super Nao declinó tras la carrera la invitación directa que le había cursado el Jockey Club del Perú (G1) para el Latino de abril en Chile, aduciendo que “Deben ir los mejores, y por eso iremos por la revancha ante Nuremberg en el Benavides”. Todo un ejemplo de caballerosidad deportiva. Habrá que esperar entonces ese nuevo enfrentamiento, que será para alquilar balcones.